La Unión Europea podría obligar a Apple a implementar el sistema automático de comprobación de imágenes de abusos a menores que decidió retrasar antes

La Unión Europea va a obligar a Apple o Google a implementar un sistema de detección automática de imágenes o vídeos de abusos a menores en sus smartphones. Es, básicamente, lo que Apple intentó implementar antes pero que tuvo que cancelar ante la alerta social que creó la errónea idea que muchos tenían sobre cómo funciona un sistema así, pensando que Apple podía entrar a sus iPhones a ver qué imágenes tenían. Esto no es realmente así, pero en cualquier caso Apple decidió retrasar la implementación de esta funcionalidad.

Privacidad en el iPhone

La comprobación de imágenes de este tipo se llama CSAM. Muchos piensan que Apple o cualquier compañía pueden ver nuestras imágenes buscando por estas otras ilegales, pero la verdad es que se trata de un simple número que, mediante un algoritmo, permite determinar si una foto corresponde con alguna de una base de datos de imágenes ilegales de abuso a menores. Sólo cuando un mismo usuario tiene múltiples positivos de este tipo de fotos, sólo en ese caso una persona en Apple comprueba si son falsos positivos o si son reales. Esto sólo ocurre cuando el usuario decide guardar una copia de seguridad de sus fotos en iCloud. Que un mismo usuario de muchos positivos es extremadamente poco habitual, y el margen de error es tan pequeño que realmente sería un auténtico milagro si alguien que llega a la fase de comprobación manual resulta no tener imágenes de ese tipo ya conocidas por las autoridades.

Ahora que esta nueva legislación en la Unión Europea pedirá a Apple y Google incluir un sistema así en el iPhone, probablemente muchos se quejarán y habrá mucha controversia en torno a la protección de la privacidad de los usuarios. La Unión Europea piensa que los fabricantes de smartphones no hacen lo suficiente para proteger a los menores y encontrar a los enfermos mentales que comenten este tipo de delitos.

La privacidad importa, en un anuncio del iPhone

Vía: Politico.