Google deja de actualizar y dar soporte al Pixel 3 tan sólo 3 años después de lanzarlo, pero nadie les acusará de obsolescencia programada

A menudo se critica a Apple de programar de alguna manera el iPhone o cualquiera de sus productos para dejar de ser útil antes de lo que a muchos usuarios les gustaría, de manera artificial, con el objetivo de fomentar la compra de nuevos dispositivos. Es lo que llaman obsolescencia programada, y es una de las críticas típicas que se hacen de Apple en millones de comentarios de artículos y en redes sociales todos los días. Sin embargo, la realidad es que no sólo Apple no plenea la obsolescencia de ningún producto, sino que a día de hoy no hay fabricante de smartphones que de tantos años de soporte a sus terminales como hace Apple. Hoy, se ha sabido que Google deja de dar soporte a su Pixel 3, es decir, deja de actualizarlo. Sin embargo, esto no será noticia, ni criticarán a Google de programar la obsolescencia de sus smartphones.

Google Pixel 3

Apple, a día de hoy, con iOS 15, aún actualiza el iPhone 6S, un smartphone que se puso a la venta a finales del año 2015. Lleva, literalmente, seis años y tres meses dándole soporte. El Pixel 3 de Google se puso a la venta a finales del año 2018, a pesar de lo cual, dejan ya de darle soporte. Sólo han pasado poco más de 3 años desde que se lanzara. Aproximadamente la mitad de tiempo que el iPhone 6S.

Desde que Apple pusiera a la venta el iPhone 6S, han pasado por delante de nuestros ojos el iPhone 7, iPhone 8, iPhone X, iPhone XS, iPhone XR, iPhone SE de primera y de segunda generación, iPhone 11, iPhone 12 e iPhone 13, muchos de ellos con versiones mini, Pro o Max. Todos pueden instalar iOS 15. Todos continúan recibiendo actualizaciones de su sistema operativo, correcciones de vulnerabilidades, etc. Todos pueden utilizar la última versión disponible de iOS a día de hoy.

Pixel 3 de Google
Pixel 3 de Google.

En cualquier caso, esto pronto caerá en el olvido y tan pronto aparezcan casos de un iPhone que por la razón que sea se vuelve lento, empezarán a acusar a Apple de obsolescencia programada mientras en Google continúan limitando el soporte de sus smartphones a 3 años, el mismo tiempo que desde este año dura la garantía del fabricante en cuando a defectos o averías.