Apple podría poner a la venta su coche en el 2025, ser capaz de conducir de manera totalmente autónoma

El proyecto Titan de Apple que pretende lanzar al marcado un coche eléctrico con capacidad de conducir autónomamente, vuelve a ser motivo de conversación porque Bloomberg nos cuenta que la compañía pretende poner a la venta ese vehículo mucho más pronto de lo que se pensaba, en el año 2025, y además ese coche tendrá capacidad de conducir de manera totalmente autónoma desde la primera versión.

Concepto de diseño de coche de Apple (Apple Car)

El rumor viene nada menos que de Mark Gurman, el ex-bloguero de 9to5Mac y ahora periodista en Bloomberg con excelentes contactos dentro de Apple que, básicamente, no publica nada que no sepa realmente que es bastante cierto. Pero incluso lo que nos cuenta Gurman ahora mismo es difícil de creer. Ni siquiera Tesla y muchas otras empresas dedicadas a conseguir que un coche pueda conducir de manera 100% autónoma de un punto A a un punto B sin importar el tipo de carretera o camino o la meteorología, están aún cerca de conseguirlo.

La razón es algo largo y complicado de explicar, pero resumiendo mucho cómo funciona un sistema de inteligencia artificial capaz de conducir un coche, es relativamente sencillo llegar a un punto en el que un coche pueda ir por un carril y cambiar a un lado u otro en una autopista, cuando no haya otros vehículos. Es relativamente sencillo conseguir que un coche siempre mantenga distancia de seguridad con otros vehículos, y también es relativamente rápido de conseguir identificar señales de tráfico y reducir velocidad o parar acorde con ellas. Esta es la razón por la que muchos coches a la venta hoy en día hacen este tipo de cosas. Ya se ha conseguido. Sin embargo, conseguir que un coche identifique bien cualquier carretera o camino, conseguir que reconozca absolutamente cualquier situación, tanto dentro de un parking como en el exterior, conseguir que no haya ningún resquicio de posibilidad en la que el vehículo no sepa qué hacer, es increíblemente difícil. Dicho de manera más resumida, es fácil conseguir que un coche conduzca bien en el 90% de las situaciones, pero es increíblemente difícil conseguir que lo haga bien en el 100% de las situaciones. Ese 10% de situaciones menos habituales pero aún así importantes, es la clave para conseguir que estos sistemas de conducción autónoma funcionen tan bien como si fuera una persona real la que va conduciendo, que es el objetivo que se persigue: Conducir tan bien o mejor que una persona, y reducir así los accidentes.

Concepto de diseño de coche de Apple (Apple Car)

Dejando a un lado que a muchos nos gusta conducir y que eso siempre será algo anhelado por muchos conductores, que ahora Gurman nos diga que en cuatro años podríamos ver el Apple Car a la venta, y que además podría ser capaz de conducir completamente solo en cualquier tipo de vía. es harto difícil de creer.

El proyecto de coche de Apple, Titan internamente, ha pasado (nunca mejor dicho) por muchas curvas difíciles de superar en los últimos años. Tras muchas entradas y salidas de ingenieros y responsables, ahora se contrata al director responsable del software de conducción autónoma de Tesla y la persona al frente de todo el proyecto es Kevin Lynch, anterior responsable del desarrollo técnico del Apple Watch. Gurman dice que el gran avance que se ha conseguido en Titan es que Apple tiene ya casi listo el procesador que van a utilizar en este coche, algo creíble porque esa parte del Neural Engine que tienen las CPUs de Apple se utilizaría muy extensivamente en un coche con capacidad de conducción autónoma. Sería, de hecho, la parte más importante de todo el sistema informático del vehículo.