El iMac de mayor tamaño con un procesador más potente no llegará hasta el 2022

Después del lanzamiento del iMac de colores con M1, muchos usuarios están esperando a la versión que reemplace el actual iMac con pantalla 5K de 27 pulgadas, que continúa utilizando el diseño al que tanto nos hemos acostumbrado durante la última decada, y aún utiliza procesadores x86 de Intel.

Nuevo iMac de 27 pulgadas de mediados de 2020

Sin embargo, parece que los que esperan a que llegue el momento de comprar ese nuevo iMac, van a necesitar una silla para poder esperar tranquilamente, porque los rumores apuntan a un lanzamiento que va más allá del final de este año 2021, como muchos esperaban. Concretamente, parece que Apple planea lanzar este nuevo iMac con una pantalla más grande y las nuevas líneas de diseño del modelo de 24 pulgadas, en el año 2022.

El rumor viene este caso del tuitero Dylandkt, que es seguido porque en el pasado predijo que el iPad Pro llevaría un chip M1 cinco meses antes de que Apple lo anunciara, y también predijo el nuevo iMac rediseñado de 24 pulgadas, con CPU M1, en lugar de un M1X, una especie de M1 potenciado que era lo que muchos esperaban por los meses que habían pasado desde que Apple vendía ya MacBooks con el M1.

Eso sí, se espera que al menos ese nuevo iMac más grande tenga un M1X en lugar de un M1, quizás con más núcleos o funcionando a una velocidad de reloj más elevada, y haciéndolos por lo tanto más potentes que la primera generación de Macs con M1.

Apple ha elegido los MacBook Air y MacBook Pro de 13 pulgadas, y el iMac de 24 pulgadas, todos modelos pequeños dentro de sus familias, como los primeros dispositivos en los que hacer su transición a Apple Silicon, es decir, procesadores ARM diseñados por ellos mismos. Es muy probable que para el año 2022 veamos cómo ocurre lo mismo con modelos de MacBook con una pantalla más grande, y modelos de iMac con pantalla también más grande, y quizás, con el Mac Pro, aunque esto parece menos probable y quizás se requiera de más tiempo. Apple especificó que la transición a la arquitectura ARM de sus procesadores les llevaría dos años, y el primer año se cumple a finales del 2021. Aún les quedan unos 15 meses sobre esos planes.