Estas son las 3 razones por las que necesitas una VPN

En varias ocasiones os hemos hablado de nuestro patrocinador NordVPN, un servicio de VPN que nos parece imprescindible para cualquier usuario de iPhone, iPad o cualquier otro sistema en ordenadores o smartphones. Si valoras la libertad de conectar con seguridad desde donde tú quieras sin que ninguna empresa o proveedor de Internet pueda comprobar nada, una VPN es realmente imprescindible hoy en día. Es por esta razón que en este artículo te vamos a contar las 3 principales razones por las que necesitas una VPN.

Datos cifrados

La primera razón es una que a muchos viajeros o personas que tienen intereses personales o profesionales en más de un país, van a adorar;

Yo elijo qué ver desde cualquier lugar del mundo: Fuera limitaciones territoriales

Aunque Internet es la misma en Singapur que en España o en México, muchas empresas distribuidoras o incluso productoras de contenido limitan el ámbito en el que sus productos se pueden consumir. Es por esto que desde hace décadas, un videojuego, un DVD o un Blu-ray podía estar codificado para poderse reproducir sólo en una zona determinada del mundo. Esta delimitación de mercados se hace por dos razones;

La primera, es que el precio que un cliente está dispuesto a pagar en Japón o en España, por ejemplo, es diferente. El poder adquisitivo puede ser más alto en un mercado que en otro, y por esa razón los consumidores de ese mercado podrían estar dispuestos a pagar más dinero por el mismo producto, un concepto económico que se llama elasticidad precio de la demanda. Obviamente las empresas productoras de ese servicio o producto quieren ganar el máximo dinero posible, y por eso dividen mercados para poder cobrar más en unos que en otros, y así maximizar sus ingresos.

La segunda, es que un producto puede tener derechos de distribución para compañías diferentes en diferentes territorios, y simplemente, no puede haber dos distribuidores ofreciendo lo mismo, ya que una de esas empresas puede tener exclusividad. Además de eso, como ocurre en el caso de distribuidoras de vídeo vía streaming como Netflix, la misma película o serie puede ofrecerse en un número de idiomas determinados en un país, tanto para el doblaje como para los subtítulos, y con otros idiomas en otro país. ¿Por qué no ofrece todos en todos los territorios? – la respuesta es sencilla: Porque los subtítulos o doblajes también cuestan dinero, y tienen sus derechos de autor, y limitar en dónde se utilizan es una manera de ahorrar costes en esa distribución.

Por todas estas razones y muchas más, como los bancos o servicios que simplemente no te dejan ver un vídeo si no estás en un territorio determinado, una VPN te puede ayudar a solucionar los problemas. Hay muchas VPNs que prometen por ejemplo poder ver las series de Netflix exclusivas de EEUU, pero que luego no funcionan bien porque Netflix las detecta. NordVPN no tiene ese problema… a día de hoy, y desde hace años que nosotros mismos hayamos podido comprobar, Netflix no ha sido capaz de detectar una conexión desde cualquiera de los miles de servidores que NordVPN tiene repartidos por todo el mundo. Si viajas, o si simplemente quieres ver los contenidos de otros países, esto no tiene precio. Es imprescindible.

En este artículo te contamos en detalle cómo funciona una VPN a la hora de poder acceder a los contenidos de cualquier servicio, en cualquier parte del mundo. Si te interesa contratar unos meses de este servicio por menos del coste de un café con leche, puedes hacerlo pulsando aquí.

Privacidad. Sólo yo tengo acceso a mis propios datos.

En los tiempos que vivimos, todos guardamos todos nuestros datos en nuestro smartphone. Desde fotos hasta mensajes, pasando por transacciones bancarias o pagos que hacemos directamente con el mismo dispositivo, en nuestro iPhone tenemos toda nuestra vida, nuestros recuerdos, y también los de otras personas. Casi sin darnos cuenta, se ha convertido en el centro digital que contiene absolutamente todos los detalles de nuestra vida, y es por esta razón que es muy importante mantener esos datos a salvo.

La privacidad importa, en un anuncio del iPhone

En general, con una contraseña, Touch ID o Face ID, se puede decir que los datos que hay en nuestro iPhone están guardados de manera segura. También en los servidores de iCloud, y en las comunicaciones que permiten que esos datos viajen en ambas direcciones desde y hasta nuestro iPhone, gracias a los sistemas de cifrado que hacen que acceder a esos datos sea, a día de hoy, algo prácticamente imposible. Ni siquiera Apple tiene acceso a esos datos, por mucho que las teorías de conspiración cuenten lo contrario, porque por diseño se han asegurado de no tenerlo, tirando la llave que descifra esos datos almacenados y comunciaciones, de manera que incluso si reciben una orden judicial y están obligados a dar esos datos, no puedan dar lo que no tienen.

Hasta aquí, todo está muy claro, pero hay un punto en el que es posible que alguno de esos datos permita un ataque a alguna de nuestras cuentas de email y con eso, acceso a otros servicios. Por ejemplo, a la hora de conectar en un viaje a una red Wi-Fi pública, es habitual que haya personas con portátiles que simulan un punto de acceso gratuito y al que conectan los usuarios, de manera que esas personas puedan examinar y comprobar el tráfico entre Internet y el iPhone. Es lo que se llama un ataque middle-man, y es mucho más habitual de lo que te puedes imaginar, en la mayoría de veces porque intentar hacer algo así puede resultar excitante y divertido, incluso didáctico, para personas que quieren por ejemplo convertirse en profesionales de la seguridad pero también para personas con malas intenciones. Los cifrados de un extremo al otro evitan por lo general que incluso con este tipo de accesos haya problemas, pero si alguno de los desarrolladores de alguna de las Apps o webs que utilizamos no ha implementado ese sistema de cifrado de un punto a otro, podríamos estar enviando una contraseña de acceso a un servicio en forma de texto plano, legible por cualquier persona que esté utilizando un sniffer, que es como se llama al programa que permite examinar todo el tráfico de paquetes de datos de la red.

Existe una manera de evitar que esto ocurra, que es garantizando que todas las comunicaciones que hay entre nuestro iPhone y el sitio al que conectemos en Internet, están cifradas, añadiendo una capa más de cifrado que englobe cada uno de los bits que se envían o reciben en nuestra conexión. Esto es justo lo que hace una VPN, y es una de las principales razones por las que recomendamos nuestro patrocinador NordVPN, de lejos el mejor servicio que hemos probado de VPN. Le das a conectar en su App, y desde ese momento sabes que ni siquiera un equipo de especialistas del ejército podría descifrar lo que envías o recibes en tu iPhone. Sólo pueden saber que estás enviando o recibiendo datos, pero no qué datos, ni a dónde. Quizás en el futuro se consigue romper el cifrado SHA-256 que es el más habitualmente utilizado hoy en día, pero a día de hoy es algo que aún no se ha conseguido.

En este artículo puedes encontrar más detalles de cómo se cifran los datos y lo fácil y barato que es conseguirlo en tu iPhone. De nuevo, si te interesa probar por ti mismo lo fácil que es utilizar NordVPN, puedes contratar su servicio pulsando aquí.

Compras online en cualquier país, o torrentes sin rastro

Otra de las limitaciones territoriales que suelen molestar a muchos usuarios, es poder comprar productos físicos que sólo están disponibles en un país determinado. A menudo hay servicios online que detectan que no estás comprando desde ese país, y simplemente bloquean el acceso o el pago. ¿Quieres comprar ese anime que sólo se vende en Amazon de Japón? – no hay problema, con una VPN puedes conectar desde ese país y pretender que eres un japonés comprando desde Tokio.

Conectando desde Japón con NordVPN
Conectando desde Japón con NordVPN… es igual que estar allí físicamente.

Otra de las ventajas es poder utilizar servicios de torrentes, el sistema de descarga P2P, sin dejar rastro de tu verdadera IP. Además de cifrar todas las conexiones, tanto a clientes cifrados originalmente como a los que no lo hacen, las empresas de auditoría que se dedican a averiguar qué personas descargan contenidos protegidos por derechos de autor de sus clientes no podrán ponerse en contacto con tu proveedor de Internet para pedirles que bloqueen tu conexión. Lo harán a NordVPN, pero NordVPN no podrá apuntar a ti como cliente, porque ellos no guardan absolutamente ningún tipo de información que les permita saber si a esa hora y día estabas bajando o subiendo algo con tu ordenador. NordVPN se puede utilizar en un iPhone, iPad, Mac, PC con Linux o Windows, incluso simultáneamente. De nuevo, esas empresas sólo sabrán que alguien con una IP de un país que no es el tuyo y del que no pueden obtener datos, está subiendo o bajando datos de un contenido determinado, pero no podrán llegar a ti de ninguna manera. Pruébalo, y quédate tranquilo.

Este artículo está patrocinado por NordVPN.