Los detalles del casco de realidad virtual y las gafas de realidad aumentada de Apple se han filtrado por una presentación interna para unos mil empleados de Apple

El rumor que os contamos ayer acerca de los planes de Apple de crear tanto un casco de realidad virtual como unas gafas de realidad aumentada para el 2022 o 2023, se pudo saber gracias a algo bastante inusual en Apple; Una reunión masiva de todos los empleados relacionados con este proyecto, unos mil aproximadamente, que se celebró en el Steve Jobs Theater del Apple Park.

Es inusual porque se trata de dos futuros productos de Apple no presentados hasta ahora. Apple siempre intenta guardar detalles de futuros productos en lo más profundo de sus oficinas, en secreto incluso para la mayoría de sus empleados. Contar cosas de ellos delante de mil personas en un escenario no es la mejor manera de mantener un secreto, y no es tampoco la forma de proceder de la compañía hasta ahora. Que sepamos, algo como esto es inédito.

El presentador fue Mike Rockwell, responsable de este enorme equipo encargado de proyectos de realidad aumentada y virtual en Apple. Lo más normal que podría ocurrir cuando tantas personas se enteran de todo esto, es que haya filtraciones… basta con que uno de ellos sea poco discreto y así, poco a poco, lleguen esos datos confidenciales hasta periodistas como Mark Gurman en Bloomberg, y todo el mundo se entere. Es simplemente casi imposible garantizar que mil personas en un auditorio mantienen su boca cerrada y cuesta comprender la verdadera necesidad de explicar cosas de un proyecto así en un escenario como el del Steve Jobs Theater.

El casco de realidad virtual tiene un código interno N301, y las gafas de realidad aumentada, N421. Las gafas son las más difíciles de diseñar y fabricar, en comparación con el casco de realidad virtual, algo que muchas empresas ya han comercializado. Por ejemplo, las Oculus Quest que lleva esta chica que juega al Beat Saber.

Beat Saber y Oculus Quest

En su versión para el casco de realidad virtual de PlayStation, que ya puedes comprar y jugar, lo que el jugador vería, sería algo así.

Las Oculus Quest son unas de las gafas de realidad virtual (VR en inglés) más famosas, cuestan 450€ con 64 GB de capacidad.

Oculus Quest

Visto desde fuera, el juego es realmente espectacular. Da una buena idea de lo que Apple estaría buscando con juegos para un accesorio wearable así.

Las gafas de realidad aumentada son más difíciles de imaginar. La idea es llevarlas para que superpongan cosas sobre elementos que veamos delante de nosotros, pero cuesta imaginar que alguien quiera llevarlas puestas todo el día, porque se supone que podrían sustituir a los smartphones en el futuro. Las Google Glass se supone que harían algo así y no dejaron de ser una mera curiosidad.

Todos los detalles de esta inusual reunión masiva por parte de Apple, han aparecido en The Information, aunque se trata de un artículo que sólo se puede acceder tras pagar un dinero. Lo encontramos gracias a este artículo de Gruber.