Samsung abandona el mercado chino, uno de los más grandes del mundo, tras perder casi toda su cuota de mercado

Samsung, el principal rival de Apple a la hora de vender smartphones y al mismo tiempo uno de sus principales socios a la hora de proveer componentes o fabricar sus productos, ha decidido dejar de fabricar sus smartphones en China.

Bandera de China

En poco más de cinco años, Samsung ha pasado de tener un 15% del mercado chino de smartphones a sólo un 1%. La competencia con Huawei o la propia Apple (que son los que venden los smartphones más caros en China), y Xiaomi y otras marcas locales fabricantes de terminales de bajo coste, les ha llevado a tirar la toalla.

Esta es una noticia importante porque China es un mercado que en términos económicos tiene el tamaño de toda Europa, y es sin duda uno de los más grandes del mundo. Para Apple, es su segundo mercado por facturación, y por lo tanto dependen mucho de él. Aunque Apple tiene sólo un pequeño porcentaje del mercado chino de smartphones, ese pedazo de la tarta china supone mucho más dinero que el que facturan en muchos otros países más pequeños, todos juntos.

Al menos ahora en Samsung pueden decir que no dependen de China ni para vender más ni para fabricar sus smartphones. Viendo cómo se está desarrollando la guerra comercial entre EEUU y China y lo que podría suponer para la fabricación de dispositivos electrónicos, es muy buena idea. En Samsung han perdido un mercado, pero también han perdido la dependencia de un gobierno dictatorial que básicamente impone todo lo que tienen que hacer las empresas para permitirles fabricar y vender sus productos allí. Apple sigue operando bajo esa influencia, y a día de hoy depende totalmente de las fábricas de su socio Foxconn que, aunque es una empresa taiwanesa, tiene la mayoría de sus fábricas en China.

Vía: Reuters.