LaLiga multada con 250.000€ por utilizar el micrófono de los smartphones que tienen su App instalada para detectar bares piratas

Parece que las primeras multas por violar los derechos de privacidad de los usuarios empiezan a llegar desde la implantación de la nueva ley RGPD (Reglamento General de Protección de Datos); La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha multado a LaLiga por utilizar el micrófono de los smartphones que tienen instalada su App para escuchar lo que suena en un bar, y juntando eso con la localización del usuario, investigar y averiguar si ese bar está pagando la tarifa correspondiente a la difusión en un local público de los partidos de fútbol que comercializan.

Logo de LaLiga

Concretamente les han multado con 250.000 euros por no informar a los usuarios de que las grabaciones de sus smartphones eran utilizadas con ese fin. La App de LaLiga está dirigida a un público interesado en los resultados de cada partido y en la información de los equipos de la primera y segunda división del fútbol español.

Además de la multa, LaLiga tiene que modificar su App para informar al usuario que se va a utilizar con el fin de cazar bares piratas. El usuario puede entonces negar el acceso al micrófono, o permitirlo.

Por su lado, LaLiga recurrirá la multa indicando que no se ha realizado el esfuerzo necesario para entender cómo funciona la tecnología y que la App informa debidamente al usuario de la utilización de las grabaciones de audio que son luego evaluadas por un programa de análisis automático, al estilo de Shazam con la música. Desde su punto de vista cuentan con el consentimiento de los usuarios para esta tarea y por lo tanto no están violando ninguna ley. Argumentan también que los usuarios pueden negar el acceso al micrófono o la localización y continuar utilizando la App sin ninguna limitación.

El análisis de ese audio se hace automáticamente y la información que se busca, una especie de huella sonora que utiliza un porcentaje ínfimo del audio, y por lo tanto no identifica conversaciones ni ningún otro tipo de información. Por eso desde su punto de vista es imposible se esté violando la privacidad de los usuarios. Esa tecnología se ha creado con esa condición desde el primer momento. Con esa huella digital (un código alfanumérico) es imposible recuperar el audio original ni ninguna conversación que hubiera grabado en él.

LaLiga estima que pierden unos 400 millones de euros anualmente debido a los locales públicos que piratean la emisión de sus partidos de fútbol. A pesar de que según ellos no están haciendo nada erróneo, eliminarán la función de escucha de audio a partir del día 30 de junio, y buscarán otros métodos tecnológicos para detectar estos locales piratas.