Finisar, fabricante de uno de los componentes más importantes de Face ID, ha sido vendida

Finisar, la empresa que fabrica parte uno de los componentes TrueDepth que Apple utiliza para hacer funcionar el sistema reconocimiento facial del iPhone, ha sido comprada por II-VI Incorporated, una empresa de Pensilvania.

Finisar

El precio que podrían haber pagado por ellos, porque no se sabe a ciencia cierta, es de 3200 millones de dólares, toda una fortuna por una empresa que gracias a Apple (entre otros clientes) ha conseguido posicionarse muy bien en el mercado de este tipo de componentes electrónicos. Todo depende aún de la aprobación de las entidades regularas norteamericanas, pero si todo va bien los actuales accionistas de Finisar se quedarían con un 31% de la empresa resultante de la fusión que habrá tras esta adquisición.

El componente que fabrican para Apple es el VCSEL, es decir, el emisor o diodo vertical de láser encargado de proyectar una malla de más de 30.000 puntos con un láser de baja intensidad que sólo puede ser visto con la cámara sensible a la luz infrarroja que también tiene el iPhone X, XS, XS Max o XR en la parte frontal de su pantalla, y ahora, también el nuevo iPad Pro todo pantalla.

Diodo emisor de láser (VSCEL)

Las variaciones de distancia entre cada uno de estos puntos permiten al sistema crear una malla 3D de un rostro que haya delante. Todo esto se utiliza para hacer funcionar Face ID o los retratos que se pueden hacer con la cámara frontal, así como los Animojis o Memojis.

II-VI Incorporated es una empresa especializada en la fabricación de componentes ópticos y no compite directamente con Finisar, así que son dos empresas totalmente complementarias, que ahora pueden unir sus fuerzas para crear una de las empresas más punteras en componentes utilizados en muchos dispositivos, no sólo utilizados en smartphones o tabletas, sino por ejemplo también en sistemas de conducción autónoma para coches. Apple, por su lado, ha invertido 390 millones de dólares en Finisar en el pasado así que parte de esa nueva empresa también tendrá mucho que ver con los de Cupertino.

Vía: Financial Times.

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre