Esta es la historia de uno de los mayores robos de información confidencial que ha sufrido Apple

Un ex-empleado de Apple que responde al nombre de Xiaolang Zhang, ha sido detenido con cargos de espionaje industrial al haber filtrado deliberadamente parte de los planes de Apple en torno al proyecto Titan, el del coche autónomo de Apple que finalmente parece que ha sido reducido sólo a la investigación y desarrollo de un software y hardware que permita a un vehículo conducir autónomamente, al menos por ahora.

Datos de la detención de Xiaolang Zhang

Según parece, Zhang se encargaba del diseño de circuitos que, conectados a diferente sensores, se encargaban de analizar y procesar esos datos para alimentar el sistema informático que decide cómo ha de circular el vehículo. Tenía acceso a todo tipo de bases de datos internas a un nivel bastante elevado, requerido para poder realizar su trabajo. Dos años y medio después de ser contratado a finales del año 2015, en Abril del año 2018, se tomó una baja temporal por paternidad ya que fue padre, y si fue a China, de donde es originario, para estar con su familia en un momento tan importante.

Pocos días después, informó a su superior que dejaba Apple para trabajar en una empresa en China llamada XMotors, también dedicada al desarrollo de vehículos autónomos. Durante su salida, su supervisor sospechó que Zhang estaba ocultando algo, y el equipo de Seguridad de Nuevos Productos (es increíble que haya un equipo que se llame así en Apple) empezó a investigar sus dispositivos iOS (que tuvo que devolver cuando dejó Apple ya que no eran suyos), acceso a la red desde la oficina, etc. Se llevaron una buena sorpresa cuando comprobaron que durante el último año, Zhang había accedido muchas más vences a las bases de datos de modelos y diseños confidenciales de Apple, en comparación con los dos años anteriores. Había descargado muchos de esos ficheros. No sólo eso, sino que un día se le pudo grabar con las cámaras de seguridad de la oficina entrando a los departamentos en donde se desarrolla el proyecto Titan, saliendo con una caja en las manos que se sospecha que tenía hardware relacionado con el proyecto, como circuitos utilizados en las investigaciones de Apple.

Le entrevistaron una segunda vez antes de irse y finalmente confesó que había robado datos confidenciales, y los había copiado en el portátil de su mujer vía AirDrop. Apple pasó entonces toda esta información al FBI, que concluyó que un 60% de los datos que Zhang había hurtado, acabaron en el portátil de su mujer. Toda la información son esquemas, diseños de circuitos… cosas altamente técnicoas, pero obviamente muy confidenciales dentro de Apple. Son datos que sólo son accesibles desde la red interna de Apple, a la que hay que acceder a través de una VPN a la que sólo unos pocos empleados tienen acceso, Zhang entre ellos, unos 2.700 de los más de 130.000 que trabajan en Apple.

Zhang intentó escapar a China el 7 de Julio pero fue detenido por el FBI antes de que eso ocurriera. Se enfrenta a diez años de prisión y una multa de 250.000 dólares.

Pocos días después de esta detención, Apple envió un mensaje a todos sus empleados avisando que hay consecuencias muy graves cuando se filtra información confidencial de la empresa. Ahora, ya sabemos qué causó la decisión de enviar un mensaje así.

Vía: MacRumors.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here