La pantalla OLED del iPhone X aguanta mucho más tiempo sin mostrar sombras en comparación con el Galaxy S7 Edge o Note 8

Una de las principales novedades del iPhone X, es su pantalla, que no es LCD por primera vez en un iPhone, sino OLED, una tecnología que hace años que se puede encontrar en smartphones Android pero que hasta ahora Apple nunca había utilizado. La razón era sencilla; a pesar de ser pantallas que ofrecen un mayor contraste y más eficiente consumo energético en general, presentaban una serie de problemas inaceptables para Apple, como una representación de color muy falsa, con tonos muy exagerados y poco naturales, o tonos en general muy verdosos o azulados. También presentan el problema de los pixeles quemados, sombras que aparecen en pantalla tras un uso continuado de las mismas. Hasta que no han pasado varios años y la tecnología de las pantallas OLED ha mejorado, Apple no ha dado el salto a esta tecnología. Han esperado el tiempo que les ha parecido bien para empezar a utilizarla, y ese momento ha sido a finales del 2017, por ahora sólo en el iPhone X, pero muy probablemente lo harán en todos o casi todos los modelos de iPhone en el futuro.

Pantalla del iPhone X

Un test realizado a la pantalla del iPhone X, nos muestra que Apple ha hecho los deberes para evitar ese famoso efecto de sombra que todas las pantallas OLED sufren. Es uno de los puntos débiles de esta tecnología, que ofrece tantas ventajas sobre las pantallas LCD pero que también tiene sus desventajas. En la imagen que puedes ver bajo estas líneas, podemos ver la pantalla de un Samsung Galaxy S7 Edge en una tienda, en donde se pasa el día entero mostrando un vídeo con una demostración de sus funcionalidades. Es un vídeo que se repite constantemente durante muchas horas, lo que significa que durante mucho tiempo repite la misma imagen en algunas partes de la pantalla. Cuando la misma imagen permanece visualizándose fijamente en los mismos pixeles de la pantalla, éstos pierden brillo o color (se queman), resultando en sombras que aparecen cuando se visualiza cualquier otra cosa.

Pantalla de un Samsung Galaxy S7 edge con sombras

Este problema, por ahora, sólo se puede paliar en parte, con pequeños trucos como por ejemplo asegurarse de que cada pixel no se queda siempre mostrando exactamente el mismo color y brillo durante mucho tiempo. Aunque no lo percibamos, Apple ha implementado en la pantalla del iPhone X un sistema que periodicamente altera el contenido de la imagen que muestra cada pixel muy ligeramente, en un cambio tan sutil que no se puede percibir a simple vista. Así, se consiguen evitar este tipo de problemas durante mucho tiempo.

Pantalla de un Samsung Galaxy S7 edge con sombras

Sin embargo, incluso con este tipo de trucos, los pixeles individuales de las pantallas OLED acaban quemándose irremediablemente. Hoy aprendemos que enn algunos smartphones Android esto ocurre mucho antes que en el iPhone X… y sí, ocurre también en el iPhone, pero en un grado mucho menor.

¿cuánto tiempo es el que puede aguantar encendido un pixel de la pantalla OLED de un iPhone X sin que se queme? – esa es la pregunta que muchos nos hacemos y que ahora la web surcoreana Cetizen ha contestado, haciendo una prueba empírica que demuestra hasta qué punto Apple ha invertido esfuerzo en conseguir que la pantalla OLED de un iPhone X no presente este tipo de sombras en un tiempo muy superior a la vida útil del propio terminal. Antes de que aparezcan, muy probablemente ya habremos comprado otro smartphone… o dos, o tres…

Lo que han hecho ha sido comparar un iPhone X con un Galaxy Note S8 y Galaxy S7 Edge, dos de sus principales rivales en el mercado, para ver en cuál de ellos aparece antes la temida sombra tras muchas horas mostrando sin pausa la misma imagen en sus pantallas. El resultado alegrará a muchos iPhoneros; El iPhone X empezó a mostrar sombras en su pantalla tras 510 horas mostrando la misma imagen, mientras que sus dos rivales mostraron sombras en sus pantallas mucho antes.

Prueba de pantalla OLED de un iPhone X comparado con un Galaxy S7 y Note 8 de Samsung

Como vemos en la imagen, el iPhone X tiene unas pequeñas líneas horizontales en una imagen con un fondo gris plano. Sus rivales muestran claramente el logo de la web que hace la prueba.

Líneas indicando quemaduras de pixeles en pantallas OLED

En esta otra imagen, con más horas, se nota mucho más claramente cómo el iPhone X empieza a mostrar también el logo, aunque en mucho menor medida comparado con el S7 Edge o Note 8.

Prueba de pantalla OLED de un iPhone X comparado con un Galaxy S7 y Note 8 de Samsung

Para que entendamos bien cómo afecta este problema, ese mismo iPhone 8 con su pantalla con algunos pixeles quemados tras 510 horas encendida sin parar mostrando la misma imagen, muestra estas sombras con la App de Cámara, a la hora de hacer una foto.

iPhone X con pixeles quemados en su pantalla OLED

Como vemos, se aprecian en zonas muy oscuras o zonas muy claras, pero en general no impiden la utilización normal del terminal. Para poner todo esto en contexto, 510 horas son más de 21 días seguidos, con sus noches, en las que la pantalla muestra exactamente la misma imagen. Eso quiere decir que mientras no mostremos la misma imagen continuamente durante tres semanas, podemos estar tranquilos que la pantalla del iPhone X se verá siempre bien, sin esas sombras. Se puede decir que Apple ha solucionado este problema de las pantallas OLED cuando ha empezado a utilizarlas en el iPhone.

Lo curioso es que esta pantalla OLED está fabricada por Samsung Display, la filial del enorme conglomerado de empresas surcoreano que es Samsung, el mismo fabricante que las pantallas del S7 Edge y del Note 8. ¿Por qué no son esas pantallas tan buenas como la del iPhone X si están fabricadas por la misma empresa? – la respuesta es fácil. La pantalla del iPhone X está fabricada por Samsung Display, sí, pero lo han hecho siguiendo especificaciones muy concretas de Apple, que las ha probado, propuesto diferentes maneras de fabricarlas y, muy seguramente, registrado todo eso en patentes y acuerdos de confidencialidad para que esa tecnología no se filtre a los smartphones de la competencia. A muchos nos cuesta creer que Samgsung Display no vaya a utilizar métodos así en futuras pantallas OLED para smartphones de Samsung en el futuro, pero por ahora, se da la paradoja de que la principal competencia del iPhone X hace mejores pantallas OLED para su rival de las que hace para sus propios smartphones.

Vía: BGR.


1 Comentario

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre