Otra empresa colaboradora de Apple ve cómo se hunden sus acciones por un simple rumor

Hace unos días Apple anunció que en dos años empezarían a producir sus propios chips gráficos (GPUs), probablemente tras llevar varios años diseñándolos a estas alturas. Eso hizo que las acciones de Imagination Technologies, la empresa que hasta ahora proveía la GPU del iPhone, iPad, iPod touch y Apple TV, se hundieran casi un 70% en cuestión de minutos. Se trata de una empresa que ya tenía problemas desde hace tiempo, y con este golpe de gracia lo tendrá muy difícil para sobrevivir… dependían totalmente de Apple. El tamaño del mercado de iPhones o iPads es tan grande que sólo por tener a Apple como cliente, se pueden crear… o destruir, empresas enteras. Ahora le llega el turno a otra empresa proveedora de Apple, Dialog Semiconductor, que lleva años fabricando chips de gestión energética para dispositivos iOS. La diferencia es que en este caso no ha sido Apple, sino un analista de mercado que cubre a la compañía, el que dice que Apple podría estar preparándose para fabricar sus propios chips de gestión energética y por lo tanto dejar de utilizar los de Dialog Semiconductor. Este chip, se encarga de administrar la carga de la batería, y también su descarga, regulando la cantidad de energía que se provee al resto de componentes del sistema.

Dialog Semiconductor

El analista en cuestión ha sido Karsten Iltgen, trabajando en la consultora Bankhaus Lampe. Publicó una nota en la que nos cuenta que aunque el cambio va a llevar varios años y a corto plazo no va cambiar nada, a largo plazo los días de colaborador de Dialog Semiconductor con Apple podrían estar contados. Incluso diciendo esto, las acciones de esta empresa se han desplomado, aunque en las últimas horas parecen estar recuperándose. Esta empresa no había visto un escalón así en su valor en bolsa durante más de 16 años, así que probablemente no estén muy contentos con lo que el señor Iltgen ha publicado.

Acciones de Dialog Semiconductor

Sea cierto o no lo que cuesta, está claro que cualquier indicio que nos muestre que Apple podría cambiar o dejar de utilizar un proveedor, directamente los deja casi en la bancarrota. Es el enorme poder de mercado que tiene Apple, una fuerza que adquiere por el hecho de vender más de cien millones de iPhone al año. En este caso, eso son muchos chips de gestión de energía que proveer.

1 Comentario

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre