El iPhone 6S tiene juntas y otras protecciones para evitar que entren líquidos a su interior

Hace unos días vimos como el iPhone 6S resiste sumerjido en agua sin muchos problemas, incluso si la misma estaba hirviendo. Algunos empezaron a comentar que el iPhone 6S era sumergible, pero ya hemos visto que eso no es cierto. Lo que sí está claro, es que el iPhone 6S aguanta mejor el agua, si no hay mucha profundidad… léase jarras de cerveza, lavabos y retretes entre otros lugares en donde muchos iPhones han terminado su vida útil antes.

iPhone 6S en el agua

¿A qué es debido a esto? ¿Qué ha cambiado Apple en el diseño interno del iPhone 6S para que al agua le cueste más entrar? – la respuesta es sencilla… Apple ha añadido juntas de protección como la que podemos ver en esta foto.

Junta alrededor de la pantalla para entorpecer el paso del agua

Esta junta recorre el perímetro de la pantalla, pero como nos explican en iFixit, resulta que esa junta no estaba ahí para mantener la pantalla más fija en su sitio, sino para dificultar un poco más que el agua entre dentro de la máquina.

De nuevo, es importante tener muy claro que el iPhone 6S no es sumergible. Tampoco es resistente al agua… está simplemente mejor preparado para esas caídas accidentales en líquidos a los que a veces se ven sometidos. La diferencia con modelos anteriores de iPhone es que ahora habrá menos casos en los que dejen de funcionar o se averíen ante este tipo de accidentes, en comparación con modelos anteriores de iPhone. Es bueno saber que el diseño del iPhone 6S ha mejorado en este sentido.

Apple tiene registradas varias pantentes que describen métodos para evitar que el agua o la humedad entren en sus dispositivos y puedan causar daños o corrosión. Esta junta, de hecho, es uno de esos ejemplos que demuestran que en Apple se preparan para sacar, eventualmente, un iPhone todavía más resistente al agua en el futuro. El Apple Watch, de hecho, resiste muy bien el Agua y tiene su certificación IPX7 que garantiza una protección bastante buena incluso sumergido en piscinas, pero Apple nunca indica en sus materiales de marketing de esta máquina que sea sumergible, y de hecho, recomienda no mojarlo más allá de ponerlo debajo de un grifo para limpiarlo.

Por otro lado, los conectores de la placa base del iPhone 6S tienen un recubrimiento aislante a su alrededor que no existe en el iPhone 6, de nuevo, sugiriendo una protección contra humedad o agua a un nivel básico del que antes carecían todas sus máquinas.

Conectores con protectores contra líquidos

Hay otra patente que describe una capa hidrofóbica que podría recubrir la placa base para aislar sus componentes de la corrosión o cortocircuitos que podrían ocasionar los líquidos que entren, pero en iFixit todavía no han podido demostrar si la placa base del iPhone 6S la lleva.

¿Llegará el iPhone en el futuro a tener una certificación de este tipo, o incluso ser sumergible? – Es posible que sí, de hecho ya han sonado rumores sobre esta característica en el futuro iPhone 7, pero por ahora son muy poco fiables y por esa razón no nos hemos hecho eco de ellos. Además, queda un año entero hasta que veamos cómo será el próximo modelo de iPhone. Todavía es demasiado pronto para especular con especificaciones técnicas como la resistencia al agua. Por ahora, disfrutemos con el hecho de descubrir que el iPhone 6S incluye protección para el agua a cierto nivel en su interior.

Por último, si tienes un iPhone 6S no lo olvides… no lo mojes o perderás tu garantía ante reparaciones.

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre