El iPhone 6S podría ser más difícil de doblar, aunque en realidad, da lo mismo

El titular de este artículo puede sonar a broma, y en realidad lo es un poco. En Unbox Therapy han publicado un vídeo en donde sale la supuesta carcasa trasera del iPhone 6S que hemos visto antes de la mano de otras fuentes. Es la que además parece encajar con la fijación de tornillos de la placa base del supuesto iPhone 6S, así que es bastante creíble… nunca mejor dicho, este año, todas las piezas encajan.

iPhone 6 doblado

Pues bien, en este vídeo dicen que el grosor de esta nueva carcasa es especialmente más grueso en el punto por el que es más fácil doblar un iPhone 6, justo a la altura de los botones de volumen. comparando con el iPhone 6, que tiene 1,14 milímetros de grosor en este lugar, la supuesta carcasa del iPhone 6S tiene 1,90 milímetros, lo que la hace especialmente más resistente a ser doblada por ese lugar.

Esto del bendgate es tan absurdo como decir que un ordenador portátil se dobla si te sientas encima. Ya se ha demostrado que el iPhone 6 no es precisamente el smartphone más fácil de doblar pero a pesar de eso unas centenas de milímetro de grosor añadido a un punto de una pieza metálica que se supone que es del próximo iPhone, da para un vídeo y ecos en infinidad de blogs. Así es el mundo de Apple.

Así que sí… el iPhone 6 se dobla si lo obligas a hacerlo, y el iPhone 6S probablemente también se doblará, pero quizás por otro lado, o aplicando más fuerza, casi hasta romperse los dedos. Pero eso da igual, porque en ninguno de los dos casos será un problema mínimamente significativo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here