Por qué el GPS del iPhone 14 Pro es más exacto y rápido que nunca antes

Después de explicar para qué sirve exactamente la conexión vía satélite del iPhone 14, pasamos a otra de las mejoras importantes: GPS. Desde hace bastantes años, todos los modelos de iPhone han sido compatibles con diferentes estándares de geolocalización vía satélite, como GPS, GLONASS, Galileo, QZSS, o BeiDou. Se utilizan en función del país en el que te encuentras, de manera automática, y cada uno de ellos corresponde a diferentes redes de satélites dedicadas a ofrecer geolocalización, es decir, posicionamiento mediante el cálculo de coordenadas que, situadas sobre un mapa, permiten saber al usuario dónde está en todo momento.

iPhone 14 Pro

Esas coordenadas a veces carecen de mucha exactitud, y esto es lo que hace que cuando abres la App de Mapas, el círculo azul sea más grande. Es la zona de probabilidad en donde estás, sin poder determinar el punto exacto, algo que ocurre cuando pasa algo de tiempo y se utilizan varios sistemas automáticos, como por ejemplo una red WiFi que haya cerca, a la que no nos conectamos pero que permite averiguar su localización en una base de datos. Las torres de telefonía móvil también ayudan a posicionar al usuario utilizando la triangulación de potencias, conectando con al menos tres de ellas al mismo tiempo. Todos estos sistemas funcionan en colaboración simultáneamente y de manera totalmente automática.

Sin embargo, una de las novedades del iPhone 14 Pro y 14 Pro Max, es una localización de satélite más rápida y exacta. El Apple Watch Ultra también la tiene. ¿Cómo consigue el iPhone 14 Pro que ese círculo azul sea más pequeño o que directamente no aparezca cuando abrimos cualquier App de mapas? – la respuesta es que además de utilizar el GPS tradicional, que funciona con lo que se llama frecuencia L1, es capaz de detectar también una nueva señal, llamada frecuencia L5. Esta nueva frecuencia es utilizada por los últimos y mas nuevos satélites de la red GPS, que están lanzándose desde hace pocos años. Es una frecuencia capaz de atravesar mejor obstáculos como edificios o árboles, y por eso permite conseguir una localización más rápido.

Círculo de probabilidad cuando la señal de GPS todavía no es muy exacta
Círculo de probabilidad cuando la señal de GPS todavía no es muy exacta, indicada con un círculo azul en donde se estima que es probable que se encuentre ese iPhone.

El inconveniente con esta nueva frecuencia L5 es que aún no hay muchos satélites en órbita capaces de utilizarla. Esta es la razón por la que se sigue utilizando L1 además de la nueva L5, en un proceso de transición. Se considera, por decirlo de alguna manera, que la red de satélites GPS L5 está en pruebas antes de poder desplegar completamente todas las unidades.

Por ahora, el único iPhone capaz de por utilizar esta nueva frecuencia de los satélites GPS de última generación es el iPhone 14 Pro y 14 Pro Max. El iPhone 14 y 14 Plus no tienen ninguno de los dos esa capacidad. Tampoco el Apple Watch Series 8. Tampoco es un gran problema porque la red habitual de satélites que utilizan la frecuencia L1 para funcionar, seguirá funcionando durante muchos años.