Apple factura 83.000 millones de dólares, de los que 19.400 son beneficios en el segundo trimestre de este año

Apple acaba de publicar hace apenas unos minutos sus resultados financieros correspondientes al tercer trimestre fiscal de este año 2022, que corresponde al segundo trimestre natural en el que se encuentran los meses de abril, mayo y junio. Las cifras, una vez más, vuelven a ser espectacularmente buenas, superando por muy poco las estimaciones de Wall Street y dejando contentos a los inversores. Apple facturó 83.000 millones de dólares, de los que 19.400 son beneficios.

Billete de 100 dólares de Tim Cook

La verdad es que uno dice 19.400 millones de dólares de beneficios como quien habla del calor que hace este verano, como si fuera algo normal, pero es una cantidad increíblemente elevada de dinero que se ha ganado en sólo tres meses. Para ponerlo en perspectiva, en esos tres meses Apple ha estado ganando más de 2458 dólares cada segundo de cada día, incluyendo las noches. En el tiempo que has tardado en leer este párrafo, Apple tiene más de 20.000 nuevos dólares de beneficios. Ojo, puro beneficio, no facturación.

En el mismo trimestre del año pasado, Apple facturó 81.400 millones de deólares, de los que 21.700 millones fueron beneficios. Es decir, facturó un poco menos, pero obtuvo más beneficios, mostrando que aunque sea ligeramente, la compañía ha perdido un poco de rendimiento en cuanto al margen de beneficio, pero siempre dentro de cifras completamente estratosféricas. Nos preguntamos dónde están ahora los que decían año tras año que Apple estaba acabada tras la desaparición de Steve Jobs. Parece que sus productos, con el iPhone a la cabeza, continúan siendo extremadamente populares.

Diviendo por categorías, el iPhone ha permitido facturar 40.600 millones de dólares, el iPad 7.200 millones, el Mac 7.300 millones y los dispositivos vestibles como los AirPods o el Apple Watch, todos juntos, 8.000 millones de dólares. Es sorprendente ver a Apple facturando más por auriculares inalámbricos y relojes que con las ventas de los Macs o de los iPads.

Los servicios, el apartado en el que Apple está poniendo más fuera en los últimos años, ha pasado de facturar 17.400 millones en los mismos tres meses del año 2021 a facturar 19.600 millones este año 2022. El crecimiento es muy notable.