Los AirPods de tercera generación detectan la piel cuando están puestos, pero no amplifican conversaciones

Apple ha lanzado al mercado los nuevos AirPods de tercera generación, que llevábamos mucho tiempo esperando. Además de eso, ha publicado esta nota de prensa en la que da a conocer algunos detalles interesantes que no transcendieron durante su presentación.

Deportista llevando unos AirPods de tercera generación mientras suda profusamente
Deportista llevando unos AirPods de tercera generación mientras suda profusamente… pero fear not, eso no es un problema para estos AirPods, que aguantan el sudor sin problemas.

Para empezar, el sensor de proximidad que tiene ha mejorado mucho, y ahora puede discernir si lo que tiene delante es piel o es, por ejemplo, la tela del bolsillo de tu pantalón. De esta manera cuando estás escuchando música o un podcast, al quitártelo de la oreja se pausa automáticamente, pero si lo metes en un bolsillo podría ser posible que la reproducción continúe de nuevo, y así ha sido con generaciones anteriores. Con esta tercera generación, eso no ocurrirá porque la reproducción sólo continúa si se detecta piel de nuevo.

Por otro lado, la funcionalidad que permite amplificar una conversación para ayudar a personas con deficiencias auditivas a entender mejor lo que les dicen, no está disponible. Esta funcionalidad continúa siendo exclusiva de los AirPods Pro, siempre y cuando estén actualizados a la última versión de su firmware.

AirPods de tercera generación

Estos nuevos AirPods de tercera generación tienen un sistema de ecualización variable que Apple ha llamado Adaptive EQ, así como más autonomía de batería (hasta 6 horas de uso y hasta 30 con las cargas que se pueden hacer en su caja) y la posibilidad de reproducir el nuevo formato de audio en 3D Spatial Audio, siempre y cuando la canción que uno quiera escuchar así, haya sido masterizada para esta funcionalidad.

Caja de carga con MagSafe de los AirPods de tercera generación
Caja de carga con MagSafe de los AirPods de tercera generación.

Los AirPods de tercera generación vienen también con una caja de carga con MagSafe, es decir, una serie de imanes que hacen que se pegue sola a la plataforma de carga de Apple, o cualquier otra compatible con este sistema.