Así son las máquinas que fabrican los chips de Apple

Todos conocemos ya la empresa TSMC que fabrica los chips más importantes de Apple, y también los de muchas otras empresas. Aunque el nombre nos sea familiar ahora, la verdad es que TSMC lleva décadas haciendo chips, desde mucho antes de que el iPhone fuera ni siquiera una idea en Apple, pero si algo les ha permitido colocarse en la posición privilegiada en la que están hoy en día, con las tecnologías más punteras de fabricación de chips, es otra empresa llamada ASML.

Máquina litografiadora de chips de ASML
Máquina litografiadora de chips de ASML.

ASML es una empresa natal del Reino de los Países Bajos, y su principal cometido es la fabricación de máquinas que hacen chips, o más específicamente, máquinas que litografían obleas de chips mediante la utilización de luz ultravioleta. Literalmente, tallan en silicio las obleas de chips proyectando rayos de luz ultravioleta a unas longitudes de onda muy estrechas, del ámbito de los rayos X.

Dicho de otra manera, se trata de unas máquinas con una precisión y complejidad extremas. Son muy caras, son muy pesadas (180 toneladas cada una), fabricar una implica hablar con cientos de empresas de componentes, y por todas estas razones, fabrican unas 50 al año. Muchos de los chips más puteros, como el M1 de Apple, sólo se pueden hacer con estas máquinas. Si tienes un Mac Apple Silicon, un iPad con M1 o incluso un iPhone de última generación, es muy probable que el SoC (CPU y GPU) haya sido fabricado en una de estas máquinas de ASML. Es aquí en donde se aplica ese proceso de fabricación del que tanto hablamos en iPhoneros, y que a la hora de publicar este artículo, es de 5 nm en el caso del M1, o del A14, los últimos chips de Apple tras presentar el iPhone 12, iPad Air, o iPad Pro con M1.

Oblea de CPUs
Oblea de CPUs.

Apenas hay cuatro empresas como ASML en el mundo, y dos de ellas son las japonesas Canon y Nikon. No hay muchas opciones porque, como hemos indicado, estas máquinas son difíciles de fabricar. Las más avanzadas son las de ASML, y además, es complicado conseguir una en China porque EEUU bloquea los envíos de esta tecnología a China a pesar de ser una empresa de Países Bajos.

Enviar estas máquinas, supone utilizar 20 camiones para todas las piezas, 3 Jumbos B747 de carga y 40 contenedores en un barco. Además de eso, hace falta tener un equipo de personas fijo con ellas, estén donde estén, para llevar a cabo su mantenimiento, porque estas máquinas no pueden estar paradas para poder amortizar cuanto antes su coste, y además de eso, el mundo vive una carencia de semiconductores (chips) que hace que cada minuto de estas máquinas valga oro, literalmente. No pueden estar paradas.

Todos estos datos los hemos obtenido de este hilo de Trung Phan en Twitter.