Cómo conseguir un código QR para conectar a la red Wi-Fi de tu casa sin teclear la contraseña

Muchos usuarios de iPhone no saben que existe un método muy rápido para conectar a redes Wi-Fi para las que no hemos tecleado una clave de acceso, utilizando la cámara del iPhone. Muchos routers, si son relativamente modernos, traen un código QR en su etiqueta. Con ese código, es posible decirle a nuestro iPhone cuál es la contraseña de acceso seguro a esa red Wi-Fi que genera, sin tener que tocar ni una tecla del teclado virtual.

Escaneando un código QR para acceder a una red Wi-Fi automáticamente
Escaneando un código QR para acceder a una red Wi-Fi automáticamente

Como puedes ver en la captura de pantalla que ha sobre estas palabras, lo único que tienes que hacer es apuntar con la App de Cámara al código QR, y en la parte superior de la pantalla aparecerá una notificación que sugiere directamente conectar a esta red Wi-Fi. Es así de sencillo. Si la pulsas, conectarás directamente, sin más. El sistema reconoce que se trata de una contraseña y nombre de red Wi-Fi y conecta automáticamente. Más fácil imposible.

En este artículo te vamos a contar cómo puedes generar tu ese mismo código QR para la red Wi-Fi de tu casa de manera que cualquiera que te visite pueda conectar simplemente apuntando la cámara de su smartphone a ese código QR. El proceso para conseguir el código, es también muy sencillo.

Lo único que tienes que hacer es visitar https://wificard.io/ y rellenar los datos de tu red Wi-Fi; nombre y contraseña. Estos datos, no quedan guardados en ningún lugar, en ningún momento.

Terminator 2 siempre dejó una profunda huella en muchos adolescentes ;)
Terminator 2 siempre dejó una profunda huella en muchos adolescentes

Puedes optar por esconder la contraseña tras teclearla, porque no te hará falta y así cualquiera que vea el papel no la verá directamente. El código QR que aparece se genera en tiempo real, según tecleas, y cuando terminas, te permite conseguir una impresión (o un PDF, al imprimir, si lo prefieres) de la versión vertical u horizontal de este código QR. Con eso, bastará con poner esa impresión en una tarjeta o en alguna pared, para que cualquier visitante pueda conectar sin más, simplemente apuntando con la cámara de su iPhone (o smartphone Android relativamente nuevo) al código.