Google dice que ahora Chrome consume menos memoria y tiempo de CPU en los Macs

Chrome ha sido, durante muchos años, un navegador tan popular como mal hecho. Es sin duda el más utilizado en Internet, tanto por usuarios de Windows como de Linux o de macOS. Sin embargo en macOS ha sido también muy pesado, necesitando mucha memoria RAM para funcionar, sobre todo cuando uno tiene muchas pestañas abiertas al mismo tiempo y, sobre todo, lleva mucho tiempo con Chrome funcionando sin reiniciarlo.

Logo de Chrome

Además de eso, el programa en sí se cuelga bastante, forzando a reiniciarlo y cargar de nuevo las solapas que teníamos abiertas en la sesión anterior. Si tienes muchas solapas abiertas, es simplemente imposible que aguante más de 4 o 5 días sin que se reinicie, o se quede congelado. Todo esto ha llevado a muchas críticas por parte de muchos usuarios, y parece que en Google están por fin tomando nota y han conseugido hacerlo más rápido, menos exigente con recursos como la memoria RAM o el tiempo de CPU de los procesos de cada solapa necesitan para funcionar.

Google ha dado a conocer en el blog de Chromium que las solapas con páginas abiertas necesitan ahora un 8% menos RAM para funcionar si instalas la versión 89 del navegador. Al mismo tiempo, las solapas que no se están visualizando en un momento determinado no hacen llamadas a la CPU tan frecuentemente como antes, reduciendo el uso de la CPU, y con eso, incrementando los ahorros de energía. Eso consigue que el ordenador se caliente menos por un lado, y por otro, que tenga 1 hora y 25 minutos más de autonomía cuando funciona con batería. Esto son obviamente cifras muy aproximadas porque todo depende de muchos otros factores, como por ejemplo qué páginas tienes abiertas o el estado de salud de la batería. Hay páginas muy exigentes y otras mucho más sencillas que no requieren de usar JavaScript para funcionar, por ejemplo, y por lo tanto utilizan la CPU mucho menos.

Chrome mostrando iPhoneros en macOS
Chrome 89 mostrando iPhoneros en macOS.

Así, si aún utilizas Chrome, puedes mirar en el apartado de la información de la versión del programa en sus preferencias y actualizar a la última versión, algo que el propio Chrome hace automáticamente pero que requiere de un reinicio para arrancar con la nueva versión.

Es importante recordar que Chrome en iOS no utiliza el mismo motor para pintar las páginas en pantalla, sino que utiliza Webkit, el mismo que Safari. Apple no permite utilizar otro. En el Mac, smartphones Android, Windows o Linux, sí que utiliza Blink, una versión diferente y evolucionada a partir de Webkit hace tiempo. Eso quiere decir que en iOS Chrome no ha cambiado de la manera que explicamos en este artículo, esas mejoras se limitan a macOS y el resto de sistemas operativos, en donde Google pone más atención y han conseguido bastante antes mejorar esa utilización de RAM y dejar la CPU más tranquila en las solapas no activas.