Apple y Hyundai-Kia a punto de cerrar su acuerdo para la fabricación del coche de Apple

El Apple Car continúa dando que hablar, años antes de que podamos verlo presentado. Según nos cuentan en CNBC, Apple y el fabricante surcoreano Hyundai-Kia están cerca de cerrar un acuerdo de colaboración: Apple suministraría diseño y software, y Hyundai fabricaría el coche acorde a esos requerimientos, de una manera similar a como Foxconn ensambla el iPhone siguiendo las directrices de diseño que marcan desde California.

Concepto de diseño de Apple Car

Hyundai y su subsidiaria Kia, juntas, son el cuarto fabricante de vehículos a motor más grande del mundo. Son perfectamente solventes y capaces de fabricar coches de buena calidad, aunque está por ver aún cómo podría ser el diseño de Apple para un coche, teniendo en cuenta que es una industria en la que nunca han trabajado antes. Es por esto que un proyecto de esta envergadura tiene tantísima dificultad… y todo esto sin contar con que muy probablemente este vehículo tenga un sistema de conducción autónoma, algo que es relativamente fácil hacer mal pero muy difícil hacer perfecto, y al estar en juego la vida de las personas que van en el coche, no se pueden permitir bugs ni problemas técnicos. Tiene que ser perfecto siempre, en cada situación. Esto es lo realmente difícil de conseguir.

Aunque se rumoreaba desde hacía tiempo que Kia podría fabricar el coche de Apple, ahora se rumorea también que la cadena de montaje desde la que podría salir ese coche sería la fábrica que tienen en West Point, Georgia. Por lo tanto, se fabricaría en EEUU. La producción, empezaría en el año 2024.

Este mismo rumor también dice que el coche será totalmente autónomo. Eso es lo que se reserva para el nivel 5 de autonomía, que es el que se asigna a vehículos que ni siquiera requieren de un volante porque son capaces de ir con seguridad desde cualquier punto A a cualquier punto B, por todo tipo de vías, por si mismos. Esto es algo que se nos antoja todavía muy lejos conseguir por cualquier marca… ni siquiera Tesla o Mercedes, que ya tienen sistemas muy avanzados de conducción, consiguen hoy en día superar el nivel 2, limitado sólo a vías como autopistas. Por todo esto, es mejor tomarse este rumor con muchísimo escepticismo.