Apple retira definitivamente la cuenta de desarrollador de Epic Games de la App Store

En un paso más en esta guerra premeditada que Epic Games está llevando a cabo contra Apple por no estar de acuerdo con la comisión del 30% que Apple se lleva en cada compra que se efectúa a través de sus Apps, los de Cupertino han retirado la licencia de desarrollador que tenían en la App Store. Esto significa que ahora no sólo no se podrá actualizar la App de Fortnite, y que por lo tanto los usuarios de iOS nos perderemos la cuarta temporada de este videojuego tan popular, sino que además de eso si restauras tu iPhone no podrás descargar la App de nuevo. Tu copia de seguridad en iCloud no tendrá una copia de la App, y lo mismo se puede decir si cambias de iPhone. Los que tengan el juego instalado, pueden jugarlo mientras dure la actual temporada, pero no tendrán acceso a la nueva y además de eso, no podrán volver a descargarla si la pierden, por la razón que sea.

Apple representada como el mal por Epic Games
Apple representada como el mal por Epic Games.

Ambas compañías han publicado declaraciones. Por el lado de Apple lamentan tener que retirar este certificado después de trabajar tantos años con ellos. De hecho, Epic Games ha mostrado sus juegos sobre el escenario de las keynotes de presentación de nuevos productos de Apple. Indican, además, que Epic Games ha enviado repetidamente actualizaciones de Fortnite que violaban las reglas de la App Store, porque, bueno, el sistema de pagos directos de Epic Games en la App, todavía está funcionando.

El CEO de Epic Games Tim Sweeney, por su lado, ha contestado que Apple no se ha visto obligada a retirar su licencia de la App Store, sino que han optado por eso voluntariamente. Además, dice que que no han enviado muchas actualizaciones de la App para spamear a Apple, sino que dos eran correcciones de bugs y otra era la nueva cuarta temporada del juego. Sweeney ha olvidado mencionar que el sistema de pagos propio de Epic Games sigue incluido en el juego.

Así, parece que lo único claro es que los que pagaran por todo esto son los usuarios de Apple que se quedan sin poder jugar donde sea a uno de los juegos más populares de los últimos años. Una pena.

Por ahora, el resto de juegos basados en el Unreal Engine que Epic Games distribuye y que usan otros desarrolladores, pueden continuar en la App Store como siempre.