Rosetta no permite ejecutar aplicaciones de virtualización de Windows o Linux

Una de las preguntas que muchos se hacen con el paso de arquitectura de CPUs de Intel a Apple Silicon (es decir, de x86 a ARM), es cómo funcionará de bien Rosetta, el sistema que Apple tiene para ejecutar código para CPUs x86 en ARM, y que ha resucitado de la transición de PowerPC a Intel en el 2006. Ahora, se trata de un sistema diferente porque las arquitecturas son diferentes y por eso lo bien o mal que funciona es todavía una incógnita, pero para empezar ya tenemos el primer jarro de agua fría; Rosetta no funcionará con aplicaciones de virtualización tal y como están hoy en día. Dicho de otra manera, VMWare, Virtual Box, Parlalles… aplicaciones utilizadas por muchísimos usuarios para virtualizar Windows dentro de macOS, no funcionarán. Es lógico, y curioso, porque Rosetta es en si mismo un sistema de virtualización automática, y virtualizar algo sobre un programa virtualizado no sería nada rápido. De hecho, sería prácticamente inutilizable.

Rosetta

Si sus programadores quieren continuar con su negocio en macOS, estas aplicaciones de virtualización se tienen que actualizar ahora para convertirse en aplicaciones nativas para los chips ARM de Apple. Todos los desarrolladores que quieran publicar aplicaciones para Mac tendrán que hacer esto, y es algo relativamente sencillo con Xcode, creando una versión Universal del ejecutable de la aplicación, es decir, que tenga el código para ejecutarse en una CPU x86 o ARM según corresponda en cada caso. Sin embargo la situación en este caso de las aplicaciones de virtualización no es tan sencilla, porque incluso siendo nativas, dentro de las propias aplicaciones tienen que virtualizar código de x86 para poder ejecutar, por ejemplo, Windows 10. Este proceso puede ser tan lento que podría hacer estas aplicaciones prácticamente inútiles. Aún tenemos que comprobar hasta qué punto las CPUs que Apple prepara para los Macs Apple Silicon son rápidas, pero es muy probable que nunca puedan virtualizar código x86 más rápido que las CPUs actuales. Si esto es así, todas estas aplicaciones de virtualización quedarían relagadas a tareas relativamente sencillas… se acabaría para siempre eso de poder ejecutar software de Windows en cualquier Mac como si fuera un PC normal y corriente.

En el caso de Linux, existen distribuciones para procesadores ARM. Utilizando esas versiones en una aplicación de virtualización, se podría utilizar sin mermas de velocidad, con un buen rendimiento. También existe una versión de Windows para procesadores ARM, bastante más limitada, obviamente no es lo mismo que la versión para x86 que todo el mundo utiliza en cualquier PC.

Icono de aplicaciones universales

Sabiendo todo esto, hay que tener claro que si ejecutar Windows y sus aplicaciones es importante para ti, probablemente los nuevos Macs con CPUs de Apple que vayan saliendo en el futuro no son para ti. Si te compras un Mac para usar sólo programas para macOS y no te interesa Windows para nada, no tendrás problemas. También es interesante saber que podrás instalar y usar cualquier App para iPhone o iPad, sin más, siempre y cuando su desarrollador la publique también con permisos para ejecutarse en un Mac.