Un nuevo iMac con las líneas de diseño del iPad Pro podría debutar en la WWDC 2020 en un par de semanas, ¿quizás con CPU ARM? [rumor]

En apenas dos semanas comenzará la conferencia para desarrolladores de Apple, que este año será completamente digital debido a la pandemia de COVID-19 que aún azota buena parte del mundo estos días. Llamada WWDC (WorldWide Developers Conference), a veces es utilizada no sólo para dar a conocer las novedades en cuanto a los sistemas operativos del iPhone, iPad, Apple TV, Apple Watch o Macs, que es el objetivo principal, sino también para presentar algunos nuevos productos. Hoy un par de rumores hablan de la llegada de un nuevo modelo de iMac, que por primera vez desde el año 2012 vería un cambio importante en su diseño.

iMac

Según parece, este nuevo iMac podría tener las líneas de diseño del iPad Pro, según cuenta el famoso filtrador Sonny Dickson, con un buen número de filtraciones acertadas en el pasado.

Dickson dice que este nuevo iMac tendrá una pantalla como el Pro Display XDR y una GPU AMD Navi, en línea con la tendencia que han tenido en los últimos años de alejarse de Nvidia, para disgusto de muchos usuarios que aún continúan viendo sus GPUs como las mejores y con más soporte, sobre todo en entornos profesionales. No nos cuenta nada de la CPU, y aquí es en donde coincide con otro rumor que sale del puño y letra de Mark Gurman en Bloomberg. Nos cuenta que Apple se prepara para comenzar la transición de los Macs a procesadores propios con arquitectura ARM.

iMac del 2019

Un iMac con CPU ARM y GPU de AMD no sería algo imposible, pero es bastante poco probable teniendo en cuenta que Apple diseña sus propias GPUs para sus propios procesadores ARM, esos son precisamente los sistemas en un chip (SoC) que utiliza en el iPhone, iPad, HomePod, Apple TV o iPod touch… y sería muy extraño que si los Macs pasan a utilizar arquitectura de CPU ARM, no utilizaran también una GPU propia de Apple. Según parece, la idea sería seguir utilizando macOS sobre arquitectura ARM. Estamos seguros que Apple lleva años experimentando con versiones de macOS compiladas para funcionar en procesadores ARM. Cuando pasaron de arquitectura PowerPC a x86, Steve Jobs bromeó con la segunda vida secreta que OS X había tenido, funcionando en procesadores de Intel durante bastante tiempo antes de ser anunciado este cambio. Muy seguramente la historia se ha repetido y macOS lleva varios años funcionando en procesadores propios de Apple y arquitectura ARM desde hace varios años.

Gurman tiene otros detalles, como que la transición de cpus x86 de Intel a chips propios ARM se llama Kalamata internamente en Apple, y que los primeros Macs con CPU ARM llegarían al mercado en el año 2021. Por lo tanto, quizás el nuevo iMac con GPU de AMD que Dickson dice que Apple presentará en dos semanas, continuaría teniendo CPU de Intel. Sería muy extraño que Apple lanzara al mercado un nuevo iMac con un nuevo diseño y CPU basada en arquitectura x86 haciendo saber al mismo tiempo que al siguiente año pasarían a utilizar arquitectura ARM. ¿Se prepara Apple quizás para tener Macs que funcionen en ambas arquitecturas a la vez, de manera que haya modelos con CPU ARM y modelos con CPU de x86 de Intel? – sólo el tiempo lo dirá. Las buenas noticias es que con la WWDC 2020 a la vuelta de la esquina, saldremos de dudas muy pronto.

A12Z del iPad Pro del 2020
A12Z del iPad Pro del 2020, vía TechInsights.

Si todo esto se cumple, los desarrolladores probablemente tendrían que re-compilar versiones universales de sus Apps que funcionaran tanto en procesadores x86 de Intel como en ARM de Apple. Apple ya cambió los Macs de arquitectura de CPU en dos ocasiones, primero de Motorola 68000 a PowerPC, y luego de PowerPC a x86. Esta sería la tercera transición de arquitectura de CPU en la historia de la compañía. En el pasado, siempre ha habido alguna capa de compatibilidad que permitía ejecutar software de la arquitectura anterior en la nueva, mucho más rápida. Sin embargo emular un procesador x86 sobre arquitectura ARM no es para nada trivial, por razones que serían demasiado largas de explicar, así que esta vez el cambio que Apple prepara es toda una incógnita, pero parece inevitable que Apple abandone la arquitectura de x86, y con ella, la compatibilidad nativa con sistemas operativos como Windows 10 de Microsoft. Hasta ahora, los Macs han sido los únicos ordenadores que de manera nativa y con todos los drivers en regla, podían ejecutar macOS, Windows 10 o cualquier distribución de Linux para x86 sin ningún problema ni pérdida de velocidad. Los programas de virtualización funcionan increíblemente bien en macOS, y todo eso se perdería irremediablemente con el paso a CPUs ARM. Muchos ven esa compatibilidad como uno de los puntos fuertes de venta de los Macs, así que más le vale a Apple que los nuevos modelos con CPU ARM sean realmente buenos, porque tendrán que justificar el cambio con autonomías mucho más elevadas, y también con más potencia de la que tenían modelos anteriores. Será todo un reto para la compañía.