Stanford Medicine publica los resultados del estudio de fiabilidad del sistema de reconocimiento de problemas cardíacos del Apple Watch

Stanford Medicine ha dado a conocer cuáles han sido los resultados de su estudio de salud que demuestra la verdadera fiabilidad del sistema de reconocimiento de problemas cardíacos del Apple Watch. Esta institución médica monitorizó a más de 419.000 personas que voluntariamente quisieron participar en este estudio en EEUU, desde el año 2017. Lo que buscaban concretamente era cuántas de todas esas personas recibían una notificación de fibrilación auricular de su Apple Watch, y luego, comprobar cuántos de esos avisos resultaron ser problemas verdaderos y existentes en el corazón del usuario.

App de electrocardiogramas en el Apple Watch series 4

Cuando un usuario recibiría una notificación, Stanford Medicine les enviaba una máquina especializada en el registro de un electrocardiograma de manera continúa, con parches que se pegan en el cuerpo mientras el usuario tiene una vida normal. Esto es algo habitual cuando se requiere estudiar el estado de salud del corazón de un paciente del que se sospecha que pueda tener arritmias de cualquier tipo.

En total, 2161 personas recibieron ese aviso, y a todas ellas se les envió el aparato. De todas esas personas, sólo 450 terminaron el procedimiento utilizando esa máquina, algo comprensible porque esto es relativamente incómodo y elaborado, pero en cualquier caso son suficientes casos para tener datos estadísticos relativamente exactos.

De esas 450 personas, un 84% resultó tener problemas cardíacos verdaderos. Es un porcentaje muy alto que demuestra que el Apple Watch es muy exacto en estas detecciones, y al mismo tiempo, demuestra que esos avisos que da no saltan muy fácilmente, dando falsos positivos. Más bien es al contrario, se trata de avisos que se dan a personas que muy probablemente hagan bien en visitar a un médico, dejándose algunas en el camino que también deberían recibir una notificación. Es un sistema más bien conservador, como debe ser en este tipo de situaciones.

Tienes más detalles en este artículo de New England Journal Magazine.