La locura de los nombres que Apple le da a sus servicios: No hay quién entienda qué es Apple TV exactamente

Apple nunca ha sido buena en cuanto a la consistencia de los nombres que le da a sus productos, y sobre todo, a sus servicios. Quizás es que han lanzado demasiados, y por esa razón ya no son capaces de simplificar o seguir el mismo patrón para todos ellos. Es difícil de entender; Los MacBook y MacBook Pro se llaman siempre igual, sin un número detrás del nombre que identifique la generación. Al contrario de eso, siempre dicen MacBook Pro early 2015, por ejemplo, en función del momento en el que lo han puesto a la venta. Con los iMac o Mac Mini, hacen lo mismo. Sin embargo, con el iPad han utilizado un sufijo numeral inicialmente, para pasar luego a iPad Pro y el año en el que se puso a la venta, para dejar simplemente como iPad y el año que se puso a la venta a las versiones menos caras de sus tabletas de tamaño medio. Con el iPhone, sin embargo, hemos visto de todo; iPhone 3G porque era el primero que podía conectar a redes 3G, luego los sufijos S para versiones mejoradas internamente del iPhone anterior pero que mantienen el diseño exterior, y luego iPhone X (diez) para la primera versión del iPhone sin botón Home, todo pantalla, saltándose el iPhone 9 sin ningún tipo de sentido, y utilizando numeración romana sólo para dos generaciones, esa y XS para la siguiente. Ahora, de repente, volvemos a la numeración habitual con el iPhone 11… y muy probablemente el año que viene veremos el iPhone 12, en lugar del iPhone del 2020, que es lo que tendría sentido viendo el resto de sus productos.

Apple TV de cuarta generación

Como puedes ver, el tema de los nombres de productos es una locura pero en donde Apple se ha esforzado mucho para confundir a todos, es con Apple TV. Un Apple TV es un producto reproductor de vídeo, al mismo tiempo es una App, y al mismo tiempo es un servicio de suscripción a contenidos de vídeo exclusivos. También es una aplicación en algunas TVs de marcas como Samsung, que la incluyen aunque es realmente difícil averiguar su un modelo determinado puede tener esa App instalada o no.

Muchos usuarios no comprenden la diferencia entre Apple TV y Apple TV+, y muchos otros que no siguen a Apple habitualmente no saben que si compras un Apple TV no puedes ver los contenidos de Apple TV+ sin pasar antes por caja para pagar la suscripción, ya que piensan que el producto y el servicio son la misma cosa. Es lo que apunta Dustin Curtis en un artículo en el que describe uno a uno los productos y servicios relacionados con los contenidos de vídeo de Apple. Para aclarar la situación, estas son todas las afecciones que la marca Apple TV tiene ahora mismo.

  • Apple TV, el aparato. Se trata de un dispositivo con una versión de iOS personalizada para la TV, que han llamado tvOS. Permite ver vídeo, escuchar música o jugar a videojuegos. Existe una versión 4K, más potente, que permite reproducir contenidos en esa resolución, aunque en ningún momento se indica al reproducir cada título (y esto, es algo que Apple comparte con servicios como Netflix). Es popular sobre todo en EEUU. Inicialmente, la primera versión del aparato que Apple llamó Apple TV, no era un dispositivo iOS sino más bien un Mac recortado para reproducir vídeo, con una versión muy capada de OS X.

Apple TV 4

  • Apple TV, la App en el Apple TV. Es una App dentro del Apple TV que te permite ver contenidos de vídeo, suscritos de otros servicios o propios de Apple en formato de compra o alquiler. No es posible saber claramente qué otros servicios suscritos se pueden disfrutar ahí, pero en cualquier caso, fuera de EEUU no tiene prácticamente sentido más allá de ver las películas que hayas comprado en iTunes.
  • Apple TV, la App en el iPhone o iPad. Esta App ofrece básicamente los mismos contenidos que Apple TV en el Apple TV. Es posible ver cosas que hayas dejado a la mitad en otros dispositivos, o ver lo que has visto antes en otras máquinas.
  • Apple TV, la nueva aplicación en macOS. Aunque se llama igual, actualmente no permite ver contenidos de vídeo de otras plataformas de suscripción, al contrario que las versiones para iOS y tvOS.
  • Apple TV en TVs. Algunas smart TVs de Samsung o dispositivos como el Fire TV stick de Amazon, pero no podemos ver los contenidos que tengamos en otras plataformas instaladas en ese mismo dispositivo, al contrario que en el Apple TV, en donde sí podemos.
  • Apple TV Channels. Servicio que permite suscribirte a plataformas como HBO o Showtime en EEUU, desde la App de Apple TV. Estos contenidos sólo están disponibles dentro de la App de Apple TV y no se pueden ver en ningún otro dispositivo, ni en la web.
  • Apple TV+. Es un servicio de suscripción dentro de Apple TV, tanto en el Apple TV como en dispositivos iOS. El asunto empieza a ponerse muy complicado, ¿verdad? – casi parece un trabalenguas, pero es la realidad. Apple TV+ sin embargo se puede ver en tv.apple.com. El contenido de Apple TV+, sin embargo, no está disponible en Apple TV Channels.
  • Los contenidos HDR o 4K de Apple TV se pueden ver en Apple TV en el Apple TV o dispositivos iOS, y también en algunas TVs de marcas como Samsung, aunque en ningún lugar te indican si es HDR lo que estás viendo o no, ni hay información de qué TVs lo soportan exactamente. Simplemente, asumes que estás viendo contenidos en la más alta resolución y HDR.

Tim Cook presenta Apple TV+

Como puedes ver, es una auténtica locura. Nosotros estamos aquí siguiendo a Apple desde hace décadas y entendemos de que va todo esto, pero incluso así es difícil de entender. Imaginemos a alguien que no haya seguido a Apple habitualmente y que se compra un Apple TV porque ya tiene un iPhone… lo más normal que puede ocurrir es que se confunda y no tenga claro qué Apple TV es en cada situación exactamente. Incluso esforzándose, es difícil tener claro qué es Apple TV exactamente. Apple es conocida por ser una empresa que simplifica y facilita las cosas al usuario, pero con Apple TV especialmente, simplemente pierden el norte. El departamento de marketing de Apple tiene que ser un lugar realmente divertido en el trabajar.