El sistema de reconocimiento facial del nuevo Pixel 4 de Google funciona incluso cuando se cierran los ojos

Una de las funcionalidades de Face ID que más llama la atención, es que por defecto sólo funciona si se está mirando a la pantalla. Si se cierran los ojos, no autoriza el desbloqueo del iPhone, aunque esto es un ajuste que se puede activar o desactivar rápidamente. Aún no hemos conocido a nadie que tenga esta opción desactivada pero técnicamente hablando, es posible. Los usuarios del nuevo Pixel 4 de Google, sin embargo, no pueden decir lo mismo; Su nuevo smartphone funciona tanto con los ojos abiertos como con los ojos cerrados… o dicho de otra manera, si alguien quiere desbloquear un Pixel 4 de Google sólo tiene que ponerlo delante de la cara de su dueño, da igual si está durmiendo, borracho o si está inconsciente. El terminal, se desbloqueará, como ha confirmado la propia Google.

Pixel 4 / iPhone 11 Pro

De nuevo, repetimos lo difícil que es conseguir que un sistema de huellas dactilares o un sistema de reconocimiento facial funcione bien. Es fácil llegar a un punto en el que el sistema funciona, pero para que funcione bien, es decir, que sea infalible, se necesita mucho más esfuerzo y muchas más pruebas. Apple bordó el funcionamiento de Touch ID, y luego lo volvió a conseguir con Face ID. Esto, es un hecho, y ahora vemos como tanto Google (en este caso) como Samsung, tienen claros problemas de calidad con los sistemas biométricos de seguridad.

Aquí podemos ver este problema en acción;

No existe una opción en los ajustes que impida desbloquear el iPhone si se mira a la pantalla, porque el sistema de reconocimiento facial de Google no puede determinar si el usuario mira o no mira a la pantalla.

Sistema de desbloqueo facial del Pixel 4 de Google
Sistema de desbloqueo facial del Pixel 4 de Google, vía BBC.

Nos preguntamos qué hubiera ocurrido si esto, en lugar de un nuevo smartphone de Google, lo hubiera hecho un iPhone. El iPhone X, por ejemplo, que introdujo Face ID… si cualquiera hubiera podido desbloquearlo poniendo el iPhone delante de la cara del propietario cuando duerme. Sin más. Hubiera sido una debacle para Apple, sus acciones hubieran bajado, muchos vaticinarían el fin de la innovación en la compañía, y muchas cosas más. Sin embargo en esta ocasión se trata de un smartphone de Google. Eso, quiere decir que aquí no pasa nada. Sigan circulando… esto no será noticia en la inmensa mayoría de webs sobre tecnología.