¿Por qué muchas Apps piden permiso para el Bluetooth aunque no tienen nada que ver con eso?

Seguramente habrás notado que tras instalar iOS 13 en tu iPhone, muchas Apps, desde videojuegos hasta Apps de calendario, piden acceso a la radio Bluetooth. Si uno utiliza una App para reproducir música, es normal ver una petición así porque después de todo puedes imaginar que se pueden conectar unos auriculares Bluetooth como los AirPods, pero en muchas otras Apps la razón por la que quieren acceder a esas funcionalidades son muy diferentes. De hecho, son bastante más siniestras.

Google Play Music intenta acceder a la radio Bluetooth
La App de Google Play Music intenta acceder a la radio Bluetooth, pide permiso al usuario sin explicar claramente para qué.

Como ves sobre estas palabras, la App de Google Play Music pide acceso a la radio Bluetooth, y explica que es para acceder a los accesorios Bluetooth. En este caso, tiene cierta lógica, y es posible que sea cierto si no fuera porque gracias precisamente a eso, se puede averiguar, por ejemplo, la localización del usuario. Como todos sabemos, Google precisa de datos como esos para conseguir alimentar la maquinaria que permite personalizar su publicidad.

La localización del usuario es uno de los datos anónimos y estadísticos que las Apps pueden vender a agencias de publicidad o cualquiera de las empresas que parasitan esa industria. Con Google Play Music es posible que no levante sospechas, pero que un videojuego (que habitualmente es gratuito) pida acceso a la radio Bluetooth sólo puede significar eso, y es lógico, porque el desarrollador de esa App monetiza así su trabajo.

En general, en la mayoría de estos casos, puedes denegar el acceso sin problemas. Apple ahora muestra este mensaje que antes no mostraba porque se dieron cuenta de que algunos desarrolladores utilizaban la radio Bluetooth como método de localización del usuario. Este método funciona de la misma manera que cuando se utiliza con la radio Wi-Fi; Con la dirección física de la radio Bluetooth (Mac Address) se pueden cruzar los datos con los de una base de datos que se puede conseguir por otros medios, y que indica dónde hay dispositivos Bluetooth al alcance en zonas de un mapa. Si la radio Bluetooth encuentra ese dispositivo externo, aunque no conecte con el mismo sí que puede leer y registrar su dirección MAC. Eso sitúa la conexión en un mapa. La radio Wi-Fi se utiliza también para conseguir localizar a un usuario en un mapa antes de que el sistema GPS haga su trabajo, generalmente de manera más lenta. Si cuando abres Google Maps o la App de Mapas de Apple ves que te localiza con un gran círculo de varias decenas de metros, es porque acaba de utilizar la radio Wi-Fi y una base de datos para situarte en un mapa de manera relativamente burda. Cuando el círculo de probabilidad de tu posición se hace más pequeño o se convierte en un punto, es que la radio GPS u otros sistemas ya te han localizado, con mucha más exactitud.

Permisos de acceso a la radio Bluetooth de la App de Ajustes en iOS
Permisos de acceso a la radio Bluetooth de la App de Ajustes en iOS.

Al tratarse de un dato importante para la privacidad, Apple ha configurado iOS para que ahora pida permiso para acceder también a la radio Bluetooth aunque en realidad no se vaya a utilizar para nada útil de cara al usuario. Si no tienes claro para qué va a utilizar el Bluetooth una App, entonces impide su acceso, siempre. Sólo te lo pedirá una vez por App, al menos hasta que actualices iOS. En la App de AjustesPrivacidadBluetooth puedes encontrar la lista de Apps que han pedido acceso a la radio Bluetooth. Puedes concederlo o quitárselo a cada App desde esta sección.