Apple añadirá a iOS una opción para garantizar que nadie escucha lo que le decimos a Siri

Estos últimos días está teniendo mucha repercusión el hecho de las escuchas de audio que Google, Amazon o Apple hacen de las grabaciones de sus asistentes virtuales con el objetivo de mejorar el proceso de aprendizaje y respuestas de Google Assistant, Alexa o Siri.

Siri en iOS 11

Mientras se tranquiliza todo el mundo por un proceso que es totalmente lógico y normal dentro del mundo del machine learning pero que ahora tiene que ser más obvio para tranquilizar a los usuarios que no quieren que les escuchen bajo ninguna circunstancia. Se ha hablado de mostrar un mensaje que indica que tu voz podría ser grabada tras ser despojada de cualquier identificación personal, con el objetivo de mejorar el servicio. Se hace esto mismo cuando uno llama a cualquier número telefónico de atención al cliente de cualquier empresa. Pero eso, para Apple, no es suficiente. Apple tiene una solución mejor.

Lo que Apple hará, es incluir una opción en iOS que permita garantizar que ninguna de las cosas que le digas a Siri, sea escuchada por nadie. Si la activas, ninguna de tus voces llegará a nadie, y no será utilizada por nadie para mejorar el aprendizaje de Siri. De esta manera, puedes hablar con Siri todo lo que quieras con la tranquilidad de saber que nadie escuchará nunca esas grabaciones.

Mientras esta opción llega, todas las escuchas de audios de Siri se han cancelado. Ahora mismo, nadie está escuchando lo que le decimos a Siri. Nos consta también que, aunque Google no ha dicho cómo solucionará este problema, también han parado este proceso de aprendizaje llamado grading en el que es necesario que personas escuchan lo que se dice a su asistente. También lo han parado en otros servicios en los que se analiza audio automáticamente, como por ejemplo YouTube.

Muchos usuarios de estos asistentes quieren algo que es bastante difícil; Que sus asistentes funcionen bien, les entiendan bien y contesten bien a todas las preguntas… y al mismo tiempo, quieren que no les escuchen. Pero esas escuchas son necesarias para conseguir que el sistema funcione bien. La aproximación de Apple a este problema es confiar en que un número de usuarios suficiente dejará la opción activada para que sus audios, debidamente anonimizados, sean utilizados para mejorar el sistema. Después de todo, sólo es necesario más o menos un 0,2% de las grabaciones de audio para mejorar el sistema. Con toda probabilidad, conseguirán esa cantidad, y mucho más.

Ahora, es el turno de Amazon y Google para hacer lo mismo con sus dispositivos Alexa y Google Assistant.

Vía: TechCrunch.