Se filtran los datos de contacto de millones de cuentas de Instagram

Una semana más, un escándalo de privacidad más que afecta a una de las empresas de Facebook: Instagram. Hoy se ha sabido que los datos de contacto de millones de cuentas de Instagram se han filtrado en una base de datos alijada previamente en servidores AWS de Amazon. Estos servicios en la nube son los más utilizados del mundo por multitud de empresas.

Logo de Instagram

En concreto han sido los datos de contacto de 49 millones de cuentas. Eso son más personas, por ejemplo, que toda la población censada en España.

Los datos filtrados contienen la foto de la biografía (la que sale en el círculo), la biografía en sí, los números de seguidores, los números de teléfono y las direcciones de email de todas esas cuentas. También van incluidos en esa base de datos la valía de cada cuenta en función del número de seguidores, los likes que consiguen, las veces que se comparten sus contenidos, etc. Según parece, el origen de la base de datos es una empresa india que contacta con influencers en Instagram para llevar a cabo campañas publicitarias, aunque en esa base de datos había obviamente muchos más datos de los que ellos utilizan en su actividad. Esa empresa, llamada Chtrbox, paga a personas con personas que tienen cuentas de valor para promocionar productos o servicios, como hacen ahora muchas empresas con famosos YouTubers. Entre todas esas cuentas, por lo tanto, había muchos influencers de Instagram y celebridades también fuera de esa red social, en todo el mundo.

Aunque Chtrbox eliminó la base de datos de la red rápidamente, ya era demasiado tarde. Facebook está en comunicación con esa empresa para averiguar si todo esto ha ocurrido por un error de ellos o de esa empresa india, pero nosotros ya podemos decir algo; Si las políticas de vigilancia de Facebook para con los datos de sus usuarios fueran mucho más estrictas, esto no hubiera ocurrido. Pero ocurrió, y volverá a ocurrir, porque simplemente, no controlan lo que miles y miles de empresas hacen con los datos de sus propios usuarios en cualquiera de sus redes sociales.

Vía: TechCrunch.