Cómo conectar tu iPhone a la radio de un coche viejo

Si conduces un coche que tiene ya unos cuantos años, es posible que te interese este artículo. Antiguamente, muchos coches tenían un espacio para instalar una radio, y todos los controles de la misma estaban en él. Para este tipo de coches, se pueden conseguir radios modernas con Bluetooth y reproductor MP3 que se instalan en el mismo hueco sin más. Son rápidas y cómodas de instalar, y también baratas. Sin embargo, también se vendieron muchos coches con radio cassette integrado, no extraible, y por lo tanto no intercambiable. Eso te deja sin posibilidad de conectar tu iPhone vía Bluetooth y escuchar música o podcasts mientras vas conduciendo, sin contar con las llamadas que no puedes contestar porque no tienes manos libres. ¿Cómo se conecta entonces un iPhone a este tipo de vehículos para escuchar música o podcasts?

Velocímetro y tacómetro de un coche

En este artículo te explicaremos los tres métodos que existen para conseguirlo fácilmente.

El transmisor FM para el conector del mechero

Todos los coches, por antiguos que sean, tienen un conector para el mechero del coche, en donde se conecta un encendedor eléctrico que incluso hoy en día se sigue instalando en coches modernos. Generalmente, en los nuevos coches el conector está etiquetado con 12V, que es el voltaje que provee, y se utiliza principalmente como fuente de electricidad para aparatos como una pequeña aspiradora. A pesar de lo enorme de su conector, este sistema es todavía muy utilizado hoy en día para conseguir electricidad dentro del coche, y este accesorio lo utiliza también, directamente, con ese propósito.

Radio Bluetooth y FM para conectar el iPhone a un coche

Una vez conectado, permite utilizar dos sistemas radio que se encuentran interconectados. Uno es muy antiguo, mucho más que el coche en sí… una radio FM, concretamente un transmisor de radio FM. El otro, es más moderno… una radio receptora Bluetooth, que es donde conectamos el iPhone. Así, una vez conectado podemos elegir una frecuencia de radio FM que no utilice ninguna emisora cercana en su dial, y luego sintonizar la radio del coche en esa misma frecuencia. El resultado, es una conexión de audio desde ese dispositivo a la radio, que sólo se encuentra a unos pocos centímetros y por lo tanto, está exenta de cualquier tipo de interferencia o ruido. Todo el audio que reciba el receptor Bluetooth, será literalmente retransmitido vía frecuencia modulada (FM) a la radio del coche. Así, podemos escuchar un podcast mientras conducimos, o música que tengamos en Apple Music o Spotify. Al mismo tiempo, si llega una llamada podremos contestarla y hablar directamente, porque este dispositivo conectado al enchufe del mechero tiene también un micrófono incorporado.

Toda esa maravilla tecnológica cuesta tan sólo 17,99€. Además de ofrece varios puertos USB; Uno para cargar el iPhone si lo necesitas y otro para conectar un pendrive con música en mp3. Más no se puede pedir por algo tan pequeño, y permite a un coche antiguo tener conectividad Bluetooth y MP3 sin necesidad de utilizar cables.

La cinta de cassette Bluetooth

Otro de los ingeniosos inventos que se pueden conseguir hoy en día, si tu coche tiene un reproductor de cintas de cassette, es esta cinta falsa que en realidad tiene dentro un pequeño ordenador con radio Bluetooth a la que podemos conectar desde nuestro iPhone.

Cinta cassette Bluetooth

El audio se transmite al coche a través del cabezal de audio del reproductor de cassette, por contacto, juntando un cabezal (el de la cinta) con el del radio-cassette. Es una forma de hacer las cosas bastante WTF, pero no se puede negar que funciona, y además funciona bien, porque la calidad de audio que se consigue es bastante buena. Tiene también micrófono, función de manos libres y su único inconveniente en comparación con el dispositivo anterior es que hay que cargarla con un pequeño cable que cuelga de la cinta y, si se queda sin batería, te quedas sin conexión con el iPhone. Cuesta 32,86€.

La Raspberry Pi

La Raspberry Pi es un pequeño ordenador del tamaño de una tarjeta de crédito que, a pesar de eso, tiene suficiente potencia como para ser utilizado normalmente con Linux. Es muy popular como consola de videojuegos instalando un sistema con diferentes emuladores y ROMs o imágenes de disco ISO de videojuegos de las consolas que queramos emular, pero se puede utilizar para infinidad de cosas, y una de ellas, es como transmisor de radio FM y receptor Bluetooth, que básicamente la convierte en un dispositivo como el primero de este artículo. Aunque parezca mentira, conectando un cable a uno de sus pines se consigue una pequeña antena que este mini-ordenador utiliza para transmitir una frecuencia de radio FM que podemos sintonizar en el coche. Un programa se encarga entonces de conectar ese sistema de radio con el audio que reciba vía Bluetooth.

Raspberry Pi 3

Su precio, tan sólo 38,95€ y la versatilidad que tiene gracias a la infinidad de usos que se le pueden dar, hacen de la Raspberry un dispositivo casi imprescindible para cualquiera que tenga un mínimo interés en ordenadores.

Para poder convertirla en ese transmisor de radio FM y receptor Bluetooth para tu coche tienes que entender un poco a informática en general, que no te de miedo la línea de comandos y conectar vía SSH remotamente con ella en tu red local, pero en general no es algo excesivamente complicado de hacer. En esta página puedes conseguir los pasos y comandos que tienes que seguir para este uso.

Canal de Youtube patrocinado