Apple y Amazon niegan que sus servidores hayan sido manipulados por China

Hoy, Bloomberg ha publicado un artículo muy polémico en el que dan a conocer los detalles de un ataque a gran escala que supuestamente tenía como objetivo conseguir todo tipo de datos confidenciales por parte del gobierno chino. Es un artículo muy agresivo en sus afirmaciones, en el que Bloomberg se juega mucho prestigio, en el que directamente señalan a China como el país autor de una trama de espionaje a muy larga escala; Se supone que han puesto un pequeño chip en las placas base de los servidores de Supermicro, una empresa norteamericana fabricante de ordenadores de todo tipo pero especializada en servidores de alto rendimiento. Fue fundada por emprendedores chinos en Silicon Valley. Apple, era uno de sus clientes.

Artículo de Bloomberg sobre el supuesto ataque de China a empresas tecnológicas de EEUU

Estos servidores fueron utilizados por Apple, Amazon y muchas otras empresas norteamericanas. Apple efectivamente encontró un problema de seguridad en un servidor de Supermicro en el año 2016, concretamente un driver que parecía estar infectado con algún tipo de software indebido. Se encontró el problema en unas pruebas de servidor dentro de un laboratorio sin acceso al resto de su red de servidores, y se reportó al FBI como corresponde en estos casos. Ahí terminó todo, como terminó también la relación de Apple con Supermicro… porque en este tipo de negocios, sólo se puede fallar una vez. Apple compra ahora sus servidores a otros proveedores.

Apple ha publicado una declaración en la propia Bloomberg Businessweek en la que muestran su descontento con ese artículo, y tras investigar todas las alegaciones de Bloomberg no han encontrado en ningún caso ningún tipo de brecha de seguridad ni ningún microchip espía chino en ninguno de sus servidores. Piensan que los reporteros de Bloomberg podrían haberse confundido de alguna con ese incidente en el año 2016, pero en. ningún caso tienen evidencia de que ningún dato de ninguno de sus usuarios haya sido hurtado. Ese microchip que supuestamente tenían los servidores de Supermicro podría haber inyectado código diferente para que las CPUs de los servidores, de alguna manera, hicieran cosas no previstas y abrieran una especie de puerta trasera desde la que hipotéticamente alguien en China pudiera extraer datos.

Amazon también ha publicado un artículo en el que muy tajantemente niegan todo lo que Bloomberg ha publicado, llegando a decir que hay tantas falacias en él acerca de Amazon que son incluso difíciles de contar.

Ahora, es previsible que Bloomberg tenga que explicar y demostrar lo que han publicado de manera que quede claro si lo que dicen es cierto o no. Por ahora desde China se limitan a comentar que ellos son una víctima más de los ataques cibernéticos y que, como el resto de países, también se tienen que defender.

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre