Los componentes de un iPhone XS Max cuestan 443 dólares, pero en realidad, es mucho más caro fabricar uno: Te explicamos por qué

Apple paga 443 dólares por los cientos de componentes que componen un iPhone XS Max. Antes de que te lleves las manos a la cabeza pensando que Apple nos engaña a todos cobrando más del doble de ese dinero por un iPhone XS Max, continúa leyendo, porque el coste de fabricación de este smartphone es mucho más elevado. Aquí te explicamos por qué.

iPhone XS Max con el logo de iPhoneros

  • I+D: La investigación y el desarrollo del hardware que hace posible que un iPhone funcione, es carísimo. Tan caro, de hecho, que para muchas empresas es difícil de cuantificar. Generalmente, de paga a empresas de consultoría externa que cobran cientos de miles de dólares por hacer ese estudio en una empresa, y aún así, no se garantiza que los datos sean completamente correctos.
  • Software: Dejando atrás otros sistemas minoritarios, sólo Apple y Google desarrollan sistemas operativos propios. Desarrollar iOS involucra literalmente a miles de personas. Hacer un sistema operativo que funcione bien en un smartphone o tableta es muy complicado, y de hecho, esa es la razón por la que la mayoría de fabricantes de smartphones no lo hacen. Apple corre con el coste que supone desarrollar iOS, macOS, tvOS, watchOS… y cada actualización de los mismos, es gratis. Sólo pagar los sueldos de todas las personas que desarrollan iOS cuesta miles de millones de dólares cada año. Los programadores de iOS son además de lo mejor que hay en el mercado laboral… son muy buenos en cada especialidad, en muchos casos los mejores. Los buenos programadores son caros, aunque obviamente resultan rentables para la empresa a largo plazo. Por eso les pagan bien.
  • Transporte de componentes: Un iPhone tiene cientos de componentes, que vienen de decenas de diferentes países en todo el mundo. Esto también involucra a miles de personas, cientos de empresas… sólo llevar un control de lo que ha llegado o falta por llegar y ordenar todo para usar inmediatamente según haga falta, es carísimo, porque no puede haber errores. Si un componente falta, miles de personas pueden quedarse con los brazos cruzados, pero no por eso dejan de cobrar su sueldo.
  • Ensamblaje: En las fábricas de Foxconn o de Pegatron, hay cientos de miles de personas trabajando día y noche en cadenas de montaje en China. Obviamente, esto cuesta una cantidad de dinero indecente.
  • Transporte del propio iPhone: Apple suele enviar sus dispositivos en avión para garantizar la disponibilidad, sobre todo después de un lanzamiento de un nuevo modelo. Enviar por avión es mucho más caro que usar un contenedor en un barco.
  • Marketing y publicidad: Todos esos anuncios en TV, vídeos, cartelería en todo el mundo, cuestan también miles de millones de dólares.
  • Impuestos y aranceles: Enviar iPhones a cientos de países supone cumplir con las leyes de cada uno de ellos. Importar productos en otros mercados supone pagar impuestos y aranceles, que son los que a menudo hacen un iPhone mucho más caro en Europa que en EEUU o Japón.
  • Licencias y patentes: Apple, como todas las demás empresas, paga por la utilización de ideas utilizadas en patentes ajenas o por programas o librerías. Por ejemplo, Apple paga por poder visualizar GIFs animados en la App de Fotos. La gran mayoría de software ajeno que utilizan es gratuito, pero también hay software licenciado. Multiplica eso por los 2000 millones de dispositivos iOS que hay funcionando ahora mismo en todo el mundo.

Keynote de presentación del iPhone XS, XS Max y XR - Tim Cook 2000 millones de dispositivos iOS

Seguramente, tras leer esta lista, no te sorprendas tanto el precio de un iPhone. Ojo, no estamos justificando el alto precio de un iPhone XS Max, porque por aquí también nos parece demasiado elevado. Un precio como el que Apple ha puesto al iPhone XR que se lanza el mes que viene tiene más sentido, a pesar de continuar siendo caro. Pero aún así, el beneficio que Apple saca de la venta de cada iPhone no es tan elevado como cabría pensar al leer el titular de que los componentes de un iPhone XS Max sólo cuestan 443 dólares. Es mucho más que eso lo que cuesta fabricar uno.

En esta gráfica podemos ver el coste de componentes del iPhone XS y XS Max;

Coste de componentes del iPhone XS y MX Max

Apple suele apuntar con un margen de más o menos el 35% sobre el precio de coste de sus productos. Llevan muchos años operando de esa manera, aunque obviamente los datos exactos y márgenes de beneficio que tienen en cada producto o servicio que ofrecen, sólo los conocen ellos.

Vía: TechInsights.

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre