El iPhone X tiene un coste de componentes de 357 dólares, aparentemente más margen de beneficio

Apple suele tener una manera bastante sencilla de trabajar en cuanto decide el precio de sus dispositivos; simplemente añade un margen generalmente igual a todos ellos, por encima del coste de fabricación, componentes, software, transporte o investigación y desarrollo, entre otros.

iPhone X por dentro

Esto puede parecer obvio, pero no lo es tanto, porque muchas empresas bajan artificialmente el precio de sus productos deliberadamente, a menudo perdiendo dinero con cada unidad vendida, porque así consiguen una cuota de mercado que monetizar después y, finalmente, conseguir beneficios. Era algo habitual, por ejemplo, en el mundo de las consolas de videojuegos… Sony, estuvo años perdiendo dinero con la PS3 hasta que consiguió fabricarla más barata. Apple, sin embargo, nunca ha hecho esto… desde el primer Lisa o Macintosh que vendieron hace más de 40 años, hasta el iPhone X, siempre han tenido un beneficio por cada dispositivo vendido. Como el iPhone X es el iPhone más caro vendido hasta ahora, nos preguntamos si ese margen es el mismo que han fijado con modelos de iPhone anteriores. La respuesta, siempre aproximada, nos la da TechInsights (vía Reuters), que ha calculado el precio de los componentes del iPhone X de 64 GB. En total, son 357,50 dólares.

Este precio, no es el coste del iPhone X. A Apple le cuesta mucho más dinero fabricar un iPhone X, porque ahí no está incluido el precio del ensamblaje, del diseño, del transporte, del embalaje, de los miles de programadores que consiguen que iOS funcione, del marketing… pero, al menos como guía y comparando con modelos anteriores de iPhone, ese coste de componentes deja un margen de un 64% ya que se vende a 999 dólares.

Si hacemos esta misma cuenta con los componentes y precio de un iPhone 8, el resultado es un margen de un 59%, inferior al del iPhone X.

Repetimos, el margen de Apple no es tan amplío en ningún caso, aunque seguramente, sea el más amplio de la industria de la telefonía móvil. Es muy probable que esa diferencia del 5% de margen de beneficio aproximado, se deba por ejemplo a la inversión de cientos de millones que Apple ha necesitado hacer para conseguir miniaturizar y hacer funcionar el sistema de reconocimiento facial de a Face ID en el iPhone X, o para conseguir que su placa base sea considerablemente más pequeña. Es algo muy difícil de conseguir incluso si se tiene dinero para hacerlo… por esa razón, sólo Apple ha conseguido que Face ID sea realmente útil, mientras que otras empresas lo incluyen en su smartphone estrella a pesar de que se puede engañar con una simple foto… ¯\_(ツ)_/¯

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre