Una nueva patente de Apple describe cómo usar la cámara frontal y otros sensores para medir el pulso

Una nueva patente de Apple que ha salido hoy a la luz nos muestra cómo la compañía ha registrado un método que permite utilizar la cámara frontal de un iPhone, así como el resto de sensores que pueda tener cerca (proximidad e iluminación) como fuente de datos médicos. Por ejemplo, poniendo el dedo encima es posible medir el pulso de una persona, como hacen ya Apps como Cardiio en la App Store (gratis), aunque usando la cámara trasera y el Flash.

Patente para medir el pulso con la cámara delantera

En la patente se describe también un método para emitir luz dentro de un cuerpo (en este caso, un dedo) gracias a la cual es posible medir el ritmo cardiaco, con las variaciones de iluminación que produce la sangre corriendo por las venas. Por ahora, en el frontal del iPhone, no hay ninguna otra cosa aparte de la pantalla que emita luz, aunque en la parte trasera el Flash se ha utilizado para esta tarea durante muchos años. Eso sí, nunca se ha hecho en una App de Apple. Si Apple incluyera esta funcionalidad de serie en iOS, podría ser el fin de muchas Apps de este tipo, de la misma manera que han ido poco a poco acabando con muchas otras según han ido añadiendo más funcionalidades al sistema.

Patente para medir el pulso con la cámara delantera

Esta patente, describiendo un emisor de luz en el frontal del iPhone, podría quizás estar refiriéndose a esos emisores de luz infrarroja del nuevo supuesto sistema de reconocimiento facial Face ID, internamente llamado Pearl ID. Por supuesto, esto es sólo una suposición porque, como ya sabemos todos, que Apple registre cualquier idea o método para hacer algo, no significa que lo vayan a utilizar algún día en el iPhone. Lo único seguro que confirma esta patente es que han hecho pruebas de medición de constantes vitales utilizando cámara y sensores situados en el frontal de un iPhone.

Vía: Oficina de patentes y marcas de EEUU.

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre