Phil Schiller no insistió en dotar al iPhone de un teclado físico

Hace unos días unos extractos de un nuevo libro que cuenta la historia del nacimiento del iPhone salieron publicados en The Verge. El libro se llama The One Device: The Secret History of the iPhone, y está escrito por Brian Merchant. Llamaron la atención y causaron polémica, porque en ellos se atacaba a Phil Schiller, vicepresidente de márketing mundial de Apple, haciéndole parecer directamente tonto, con supuestas declaraciones de compañeros de trabajo en las que contaban que había que explicarle los asuntos técnicos como a los niños para que los pudiera comprender. En esta foto, podemos ver a los principales miembros de ese equipo de desarrollo del iPhone original, Schiller entre ellos, en el extremo izquierdo.

Tony Fadell, Steve Jobs, Jonathan Ive, Scott Forstall, Edy Cue y Phil Schiller

No sólo eso, sino que además cuenta que Schiller empujó muchísimo la idea de que el iPhone original debía tener un teclado físico, como las BlackBerry que por aquellos años dominaban el mercado profesional de smartphones.

Todo esto, parece ser, es simplemente mentira. Uno de los compañeros que trabajó con Schiller en la creación del iPhone original y que se supone que hizo esas declaraciones, ha dicho en su cuenta de Twitter que es mentira, y ha pedido a Merchant que lo elimine. Es un poco tarde, porque si bien el artículo de The Verge sí se puede editar, el libro está a punto de ponerse a la venta y por lo tanto ya habrá miles de copias impresas de la primera edición. Es lo que tiene escribir cosas en árboles muertos… luego no se puede editar – el tuit de Fadell se publicó en contestación al del propio Schiller, que a su vez contestaba a otro usuario de Twitter simplemente diciendo no te creas todo lo que leas…

La verdad es que la historia parecía bastante extraña porque Phil Schiller ha trabajado como programador y analista de sistemas antes de llegar a Apple, en donde lleva ya 17 años. Es poco probable que alguien que sabe programar necesite que le expliquen las cosas como a los niños. Por otro lado, también es sorprendente que empujara por la idea de un teclado físico cuando ésta fue precisamente la premisa del iPhone… que fuera una pantalla, y nada más. Al final quedó con una pantalla y un botón de frente, el botón Home, que en teoría, pasará a la historia totalmente en el iPhone 8 dentro de unos meses. En el iPhone 7 ya es un botón táctil, aunque físicamente se sitúa todavía debajo de la pantalla.

Ese formato todo pantalla y el hecho de tener una interfaz que se movía tan suavemente debajo de una pantalla táctil que funcionaba tan rápida y perfectamente, fueron los principales factores que le dieron al iPhone el aura de dispositivo especial que cambió toda la industria de la telefonía móvil en la que Apple era sólo una recién llegada. El teclado virtual, tan fácil de usar, fue uno de los logros que pudieron conseguirse gracias a la conjunción de esa suavidad de movimiento y reacción de la pantalla táctil. Por eso cuesta tanto imaginar a Schiller apostando por un teclado físico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here