Foxconn ha reemplazado más de la mitad de sus trabajadores con robots especializados

En Foxconn trabajan decenas de miles de personas, incluso cientos de miles, en muchas de sus fábricas. De hecho, en algunos lugares como Shenzhen han levantado una auténtica ciudad con servicios dedicados a sus empleados.

Robot industrial Kuka

El detalle curioso en torno a esto es que desde que el iPhone 6 se lanzó hace año y medio, casi la mitad de sus trabajadores han sido reemplazados por robots industriales, o mejor dicho, brazos robotizados, capaces de hacer tareas repetitivas más rápido y eficientemente, y a largo plazo, también más económicamente. Es algo que por el tipo de producto que se fabrica hace muchos años que ha ocurrido en la industria automovilística, pero que en la fabricación de smartphones es algo relativamente nuevo.

Foxconn ha reducido en la localidad de Kunshan el número de empleados de 110.000 ha 50.000 en los últimos años, y unas 600 compañías más en la zona están siguiendo planes similares en esa zona. Esto supondrá un importante cambio social en la provincia Jiangsu de China, en donde la mayoría de habitantes son inmigrantes procedentes de zonas rurales. La bonanza que han vivido en las últimas dos o tres décadas ha venido de la mano de infinidad de empresas de origen taiwanés que, al igual que ha hecho Foxconn, invirtieron muchísimo dinero en Kunshan para instalar sus fábricas de dispositivos electrónicos.

Aunque probablemente nunca dejará de haber un buen número de personas en fábricas, como ocurre actualmente en las de vehículos, está claro que los robots industriales van a copar una gran parte de las tareas que hoy se realizan con personas en la cadena de producción de cualquier aparato… y más tarde, los robots lleguen también a muchos otros puestos de trabajo fuera de esa industria.

Vía: South China Morning Post. Imagen del popular robot industrial Kuka vía Wikipedia.

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre