La situación de la SIM de Apple en Europa

Este mes, con el lanzamiento del iPad Air 2, hemos visto cómo Apple utiliza por primera vez su propia tarjeta SIM. Esta tarjeta SIM permite elegir operadora de telefonía móvil para la versión celular del iPad Air 2, aparentemente una ventaja enorme para el usuario, que saca la máquina de la caja y que no tiene que visitar ninguna tienda para contratar una tarifa de datos.

Sin embargo, los primeros problemas han llegado de la mano de AT&T, que bloquea la tarjeta SIM una vez se elige su tarifa en el iPad. Esto quiere decir que esa Apple SIM funcionará sólo en la red de AT&T y que después, incluso si se cancela esa tarifa, la tarjeta no podrá ser utilizada para alguna de las otras dos operadoras (TMobile y Spring) que se podían elegir inicialmente. Eligiendo TMobile o Sprint no hay problema en cambiar de operadora las veces que queramos. Si elegimos una de esas dos, AT&T desaparecerá para siempre de la lista de operadoras que podemos elegir de nuevo. Aún podemos pasarnos a AT&T si queremos pero hace falta una nueva tarjeta SIM… el iPad siempre funcionará con esa tarjeta.

Apple SIM

Tras ver cómo está la situación en EEUU, ¿qué ocurre en Europa? ¿funcionará la Apple SIM fuera de EEUU? – la respuesta es que sí. Cuando se viaja al Reino Unido con una de estas tarjetas, se puede contratar una operadora de ese país (llamada EE) directamente desde el iPad. Súper cómodo, y con precios locales… nada de roaming. Sin embargo, el resto de operadoras de todos los demás países europeos han cerrado sus puertas a esta idea. No quieren la Apple SIM. Prefieren que el usuario consiga su propia tarjeta SIM en cada una de esas redes.

La razón por la que esto ocurre es porque, siempre que se pueda, las operadoras de telefonía móvil más tradicionales siempre buscan maneras de evitar que sus usuarios se pasen a la competencia. Por eso existen los contratos de permanencia… la idea es desincentivar los cambios de compañía. También lo intentan regalando el móvil de turno cuando acaba el contrato de permanencia, o haciendo un supuesto descuento sobre la tarifa de datos a cambio de firmar un contrato de dos años. A menudo, los móviles que no regalan sin puntos, como el iPhone, requieren también la firma de un contrato de permanencia. Llevan años funcionando así y se ponen de acuerdo para funcionar de la misma manera. Tener una tarjeta SIM de una operadora y que haga falta ir a la tienda de otra operadora a conseguir otra es simplemente un método más para intentar atar al usuario en sus redes. En el caso del iPad es más fácil, porque al tratarse de máquinas libres, es fácil ir a una tienda y conseguir una tarjeta prepago o de contrato que nos provea una conexión de datos.

De hecho, en el pasado, Apple ha colaborado con compañías como Softbank, que les ayudaron a lanzar el iPhone en Japón (desde el modelo 3G, porque allí nunca hubo redes GSM y el modelo original podía conectar). El iPad que Softbank ha vendido hasta ahora es libre… pero lo ponemos en letra cursiva porque funciona con cualquier tarjeta SIM de cualquier operadora del mundo excepto sus operadoras rivales en Japón: DoCoMo y Au. Bloquean una máquina que pertenece al usuario para que no se pueda usar nunca con la competencia, aunque sí con una SIM de una operadora de un país extranjero, útil por ejemplo si ese usuario sale de viaje. Ese iPad, por supuesto, nunca será liberado completamente. Increíble, ¿verdad?

Es sorprendente ver cómo las operadoras de telefonía cometen abusos contra el usuario, cómo se ponen de acuerdo para crear pequeños oligopolios en varios países, como concuerdan las mismas reglas restrictivas y tarifas o precios varios. El margen que queda para competir es realmente muy pequeño. Lo que ha pasado con la tarjeta SIM de Apple es sólo un capítulo más en esta serie de abusos que llevan cometiendo desde hace muchos años. Mientras tanto los organismos reguladores de esta industria que supuestamente defienden los derechos de los usuarios e intentan fomentar la competencia con el objetivo de conseguir precios más bajos, miran a otro lado. Por esta razón la Apple SIM lo tiene muy, muy difícil para llegar al iPhone en el futuro. Pero bueno, cosas más difíciles ha conseguido Apple en el pasado

Vía: iPaderos, Appleinsider.

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre