Así es Apple Pay, el sistema de pagos vía NFC de Apple

Apple Pay es el nombre que Apple le ha dado al nuevo sistema de pagos electrónicos que utiliza un chip NFC (Near Field Communucations) en el iPhone 6 y el Apple Watch. Básicamente, este sistema permite pagar en tiendas simplemente acercando el reloj o el iPhone 6 a una máquina que, sin llegar a tocarla, valida la transacción.

Apple Pay con el iPhone 6

Lo más importante de todo es que la información de tu tarjeta de crédito nunca sale de tu banco. La manera de registrar una tarjeta es haciéndole una foto. Esa foto se envía a tu banco, que autoriza la tarjeta si no hay ningún problema con ella. A partir de ese momento, y gracias a un sistema que se llama tokenization, cada vez que quieras comprar algo con Apple Pay, simplemente habrá que acercar el iPhone a esa máquina como vemos en la imagen de arriba, con el dedo sobre el botón Home, para que Touch ID la autorice. No hace falta ni siquiera encender el iPhone si no quieres cambiar de tarjeta de crédito o débito con la que pagar, ya que se pueden tener varias configuradas en la App de Passbook. Por cierto, esto confirma que el chico chino que se pasó tres días enseñando su iPhone 6, tenía una máquina de verdad, porque el icono es exactamente el mismo.

Icono de Passbook con tarjetas de crédito

Esto demuestra que incluso los que se creen un poco listos, como HemmerStoffer, el fundador de Nowhereelse, una web francesa que filtra todo tipo de piezas muy a menudo gracias a sus muy buenos contactos en China. Repitió una y otra vez que ese iPhone era un clon, pero nada indicaba que lo fuera en esos videos y fotos. Resultó ser verdadero. Al menos, ha tenido a buena clase de admitir su error públicamente, lo cual le honra

Volviendo a Apple Pay, la información que viaja entre la tienda y Apple, nunca es la tarjeta de crédito, ni el importe de la compra, ni el nombre de quien compra. Apple no recolecta este tipo de información, ni le hace falta. Gracias a esos tokens anónimos que autorizan o no una compra y que son únicos en cada transacción, Apple nunca sabe qué tarjetas usas… nunca guarda ese número, porque ni siquiera lo puede ver. Por eso, además de utilizar Touch ID, el sistema es realmente muy seguro.

Pagando con el Apple Watch

Lo malo, eso sí, es que por ahora sólo funcionará en EEUU y en un número de tiendas limitado, que si bien no son pocas, denota que aún hace falta tiempo para que Apple llegue a acuerdos con ellas y distribuya los lectores NFC y otras infraestructuras que permiten que el sistema funcione. También tienen que llegar a más acuerdos con más tiendas, y con más bancos para que puedan exportar el sistema a otros países. AL igual que ocurre con los derechos de autor de la música, Apple tiene que negociar con los bancos o emisores de tarjetas en cada país por separado… sólo cuando este paso se cumple, entonces se pueden empezar las negociaciones con las tiendas. Por supuesto, las Apple Store permiten este sistema de pago, y en EEUU muchas otras famosas cadenas de tiendas como Toys’R’Us, McDonalds o Disney (en sus parques temáticos) así que como punto de salida no está nada mal, pero ahora llega la parte difícil de verdad… que es conseguir que todo esto se pueda hacer en casi cualquier parte y se convierta en un método de pago muy común y habitual, no sólo con iPhones, sino con cualquier smartphone que utilice sistemas similares en el futuro.

Fotos de la presentación vía The Verge.

6 Comentarios

  1. Pues con el relog vas a una tienda te acercas a la caja y al volver a casa te da por mirar tu cuenta bancaria y ves q has pagado la compra de otra gennge ajjajaaj( es broma ) pero imagino q q sera tocando el movil y luego hacefcando el relog, ya q el relog no funciona sin el iphone

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre