La estabilización de la cámara del próximo iPhone podría estar disponible sólo en el modelo de 5,5 pulgadas

El analista de KGI Securities Ming Chi Kuo está muy ocupado. De hecho, parece que se pasa todos los días unas cuantas horas publicando sus predicciones, en las que habla de lo que cree que tendrán, o no tendrán, los próximos iPhones. La nota de hoy, según datos que ha podido conocer de sus contactos en la cadena de producción del iPhone, nos cuenta que la estabilización óptica la cámara del futuro iPhone se podría reducir al modelo más grande de 5,5 pulgadas, y dejar fuera de esa posibilidad al modelo más pequeño, pero todavía más grande que el actual, de 4,7 pulgadas. Se rumorea que ambas máquinas podrían lanzarse en algún momento del mes de Septiembre u Octubre.

Estabilización óptica

Para los que aún no conozcáis qué es la estabilización óptica de una cámara, se trata de un mecanismo que mueve el sistema de lentes o el sensor, según la cámara a veces ambos, con el objetivo de conseguir que una imagen no quede movida. Generalmente, la mayoría de fotos se toman a pulso, sosteniendo la cámara en la mano. En condiciones de buena iluminación los sensores son lo suficientemente rápidos como para hacer una foto sin que se vea movida, porque sólo utilizan una fracción de tiempo muy pequeña para hacer la foto. Sin embargo, si las condiciones de luz no son óptimas, es posible que el tiempo de exposición se alargue y que los movimientos de la cámara en ese tiempo hagan que la foto salga movida. En estos casos, pequeños movimientos de la lente pueden corregir este problema y conseguir que la foto salga relativamente bien incluso si la cámara se mueve un poco. En la imagen de arriba, podemos ver la misma imagen, una con un sistema de estabilización óptica, y otra sin él, utilizando un sistema de InvenSense, que es el que se rumorea podría llevar el iPhone 6.

Según Ming Chi Kuo, el próximo iPhone tendrá un sistema de este tipo en su sistema de lentes, pero debido a la falta de suficientes componentes necesarios para fabricarlo, esta funcionalidad sólo estará disponible en el modelo más grande de iPhone, el de 5,5 pulgadas, y no en el de 4,7 pulgadas. Además, según cuenta, Apple quiere diferenciar el modelo más grande del pequeño con esta funcionalidad.

En iPhoneros.com no estamos de acuerdo con este razonamiento; por ejemplo, en el caso del iPad Air y el iPad mini, las especificaciones técnicas más allá del tamaño de pantalla y batería, son exactamente las mismas. El iPad mini funciona a una velocidad de reloj ligeramente menor, como la del iPhone 5S, probablemente para cuidar el consumo de energía, pero ambas máquinas tienen el mismo procesador y son igual de potentes. No hay factor que las diferencie aparte del tamaño físico. Con el hipotético iPhone 6, si Apple sigue la misma filosofía, tendríamos dos máquinas cuyo tamaño físico sería diferente pero en la práctica igual de potentes, y con los mismos componentes no relacionados con el tamaño físico de la máquina, como por ejemplo el módulo de la cámara y su juego de lentes.

Vía: MacRumors.

4 Comentarios

  1. Yo si estaria de acuerdo porque si hacen eso, tendriamos dos maquinas igual de potentes solo que ahora puedes escoger el tamaño que te convenga sin perder mucho, en este caso, el sistema de estabilización

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre