Apple se prepara para lanzar una versión reducida y más barata del monitor Pro Display XDR [rumor]

Además de un nuevo iPhone 14 sin solapa en la parte superior de la pantalla, el periodista Mark Gurman nos cuenta en su newsletter que Apple prepara también, por fin, un monitor que no va dirigido al mercado profesional como el Pro Display XDR. Si esto se hace realidad, sería el primer monitor de Apple dirigido a este mercado desde que dejara de vender el Apple Thunderbolt Display allá por el año 2016, cuando Apple los sustituyó, para sorpresa de todos, con monitores de la competencia a la venta en sus propias tiendas: Los LG UltraFine, que ha vendido desde entonces.

Pro Display XDR

Este hipotético monitor no sería tan caro como el Pro Display XDR actual, y desde luego seguro que no tiene un soporte que cuesta mil eurodólares, pero no por eso dejaría de ser caro. Gurman nos cuenta que el precio podría estar más o menos en la mitad de lo que cuesta un Pro Display XDR, así que estaríamos hablando de un monitor de unos 2500 eurodólares, bastante caro si tenemos en cuenta que hoy en día es perfectamente posible comprar buenos monitores 4K con velocidad de refresco alta y una marca reconocida por bastante menos de 500€. El monitor que Apple prepara podría ser similar en calidad al Pro Display XDR, pero quizás de un tamaño ligeramente inferior, con un brillo ligeramente inferior, etc. En realidad, se trataría de una especie de Pro Display XDR Lite.

Gurman dice que tiene la esperanza de que Apple empiece a vender este monitor en este año 2022 que acaba de empezar, pero no especifica si esto es algo que él desea o si ha escuchado algo acerca de la fecha de lanzamiento en los múltiples contactos que tiene dentro de Apple, y que llevan años pasándole detalles de los futuros planes de Apple.

La verdad, es que sorprende mucho ver a Apple no vender su propio monitor, y nadie sabe la razón del por qué. Si tomaran el monitor de un iMac de 24 pulgadas y lo vendieran sin un ordenador dentro, probablemente sería bastante popular y el precio que podría tener sería sin duda mucho más asequible para la mayoría de bolsillos. Monitores súper finos, con ese diseño, ofrecidos en muchos vivos colores, muy probablemente se venderían bien. Además quedarían muy bien como segunda pantalla de cualquier Mac, especialmente de los iMacs o quizás de los nuevos MacBook Air de colores que la compañía prepara.

Pro Display XDR

Quizás, la razón detrás de todo esto sea que no es fácil conseguir paneles LCD De resoluciones por encima de 4K en el mercado, actualmente. Si quieres un monitor 5K, la manera más rápida y asequible de conseguirlo es comprar uno que vaya dentro de un iMac de 27 pulgadas, o quizás el modelo con M1 de 24 pulgadas que también supera esa resolución por poco. Comprar un monitor externo 5K hoy en día, y desde hace bastantes años, es realmente complicado y la mayoría de fabricantes se concentra en monitores de todo tipo con resolución 4K, que parece que es suficiente para la mayoría de potenciales compradores.