Steve Jobs llegó a tirar el iPhone original al suelo para demostrar que era resistente

Steve Jobs es conocido por ser un directivo dispuesto a correr riesgos, y cuando presentó el iPhone, en la cumbre de su carrera profesional, no lo dudaba ni un segundo. Ya sabemos todos que el iPhone que enseñó a todos en la presentación, y en el que hizo una demostración en tiempo real, apenas funcionaba bien. Ahora, gracias a CNet sabemos que Jobs llegó incluso a tirar un prototipo del iPhone original al suelo delante de un montón de periodistas.

Steve Jobs presentando el iPhone

La razón por la que lo hizo, fue para demostrar a todos esos periodistas que el iPhone era resistente, cuando uno de ellos le preguntó por su durabilidad. Estaban en una habitación con suelo de moqueta.

El iPhone continuó funcionando bien, no sufrió ningún daño y tampoco se apagó. Lo tiró en medio de la sala haciendo una trayectoria de arco, sin mediar palabra. Esa fue su contestación. Lo tomó de nuevo del suelo y seguía funcionando sin problemas.

Si este iPhone hubiera dejado de funcionar normalmente o se hubiera roto en la caída, desde luego hubiera quedado muy mal delante de muchos periodistas. Hubiera sido un daño importante para la reputación de Apple, en un momento en el que la mayoría de empresas de la industria de la telefonía móvil, no pensaban que el iPhone pudiera tener éxito, aunque hoy en día parezca tan obvio cómo debe ser un smartphone.