Qué es el seguimiento con cookies y por qué iOS 14 da un paso adelante para acabar con él

El mundo de la publicidad online está viviendo momentos muy convulsos, porque hasta ahora la falta de regulación ha causado que cualquiera de nosotros tengamos miles y miles de cookies guardadas en nuestro navegador. Además de tener que aceptar miles de ventanas y pop-ups indicándonos la obviedad de que una web utiliza cookies para funcionar, también tenemos que aguantar que un anuncio sobre algo que hayamos buscado antes nos persiga a través de muchas webs. Estas y otras razones han popularizado los sistemas de bloqueo de publicidad en las webs, y a su vez, eso ha hecho que muchas webs vean reducidos sus ingresos considerablemente, causando finalmente una pérdida de calidad o directamente un cierre de la misma. Como casi todo en Internet, cuando se puede abusar de un método, se abusa, hasta que una regulación empieza a intentar cambiar la situación o empresas como Apple toman cargas en el asunto. iOS 14 da un paso más en esa dirección y ahora avisa siempre que una App intenta hacer un seguimiento de los hábitos del usuario con motivos publicitarios.

Aviso de iOS 14 indicando que se están utilizando cookies para hacer seguimiento de los intereses del usuario
Aviso de iOS 14 indicando que se están utilizando cookies para hacer seguimiento de los intereses del usuario.

Pero, ¿de qué se trata ese seguimiento exactamente y cómo funciona? ¿Qué es una cookie exactamente? – en este artículo te lo vamos a explicar brevemente para que tengas una idea clara de por qué están ocurriendo todos estos cambios y puedas también tomar una decisión con fundamento de si debes o no bloquearlas cuando visites diferentes páginas web.

Una cookie (galleta en inglés), no es más que un pequeño fichero de texto con información anónima del usuario. Este fichero se guarda en un directorio para este tipo de ficheros que tienen todos los navegadores web, tanto los de ordenador como los de smartphone o tablets. Existen muchísimas cookies para todo tipo de funciones, pero las que nos importan en este artículo son las publicitarias. Para entender cómo funcionan, lo mejor es ver un caso práctico. Pongamos que visitas la web de Amazon porque estás pensando en comprar un iPhone ahí, ya que has leído en webs como iPhoneros que a menudo Apple vende sus propios productos más baratos en esta tienda online, en comparación con su propia tienda. Tras buscar por iPhone en Amazon, buscas varios resultados pero no ves uno que te convenza, y finalmente decides comprarlo en la web de Apple. Hasta aquí, todo normal y correcto – si no fuera porque, a partir de ese momento, prácticamente cada web que visitas tendrá anuncios que te ofrecen iPhones en Amazon. ¿Cómo es posible que esa web sepa que yo he buscado un iPhone en Amazon? ¿Me están espiando? – la respuesta, es que no te están espiando, sino que simplemente has sido víctima del remarketing, una técnica de marketing que consiste en volver a golpear al usuario con publicidad personalizada con sus intereses. En este caso, se trata de un iPhone, interés que el usuario ha demostrado buscando por él en Amazon. La web de Amazon deja una cookie en su navegador que indica que ha buscado por la palabra iPhone. Ese fichero de texto guardado en su navegador web, no tiene su nombre, ni ninguna información de contacto… sólo tiene una fecha y una palabra clave: iPhone. Esto está marcando el interés del usuario. Ahora, Amazon (o cualquier otra empresa que venda algo online) sabe que el usuario tiene interés en comprar un iPhone, y por esa razón cuando visitas cualquier otra página web, al encontrar esa cookie con ese interés declarado del iPhone, te muestra anuncios personalizados, es decir, con iPhones a la venta en Amazon.

Esto es sólo un ejemplo, pero podríamos cambiar el nombre de Amazon por el de cualquier otra empresa, y iPhone por cualquier otro producto o servicio. Así es como se persigue a los usuarios por todas las páginas webs con publicidad y así es como se abusa de este sistema… cuando todas las webs de ecommerce y todas las webs de contenidos utilizan este mismo sistema, el acoso puede llegar a ser agobiante. Así fue como las leyes empezaron a pedir a las páginas webs que pueden saber qué intereses tiene un usuario con el objetivo de personalizar la publicidad que muestran, y así, conseguir mejor efectividad de la misma… es obvio que si a uno le muestran publicidad de las cosas en las que tiene interés, va a ser más probable que le interese. No hay realmente nada perverso ni es un problema de privacidad, porque una web puede saber qué le interesa a un usuario por las cookies que tiene, pero nunca podrá saber quién es ese usuario, ni dónde está, ni nada que pueda identificarle. Aún así, muchos usuarios prefieren que ninguna web sepan qué cosas les interesa comprar, porque simplemente no se sienten cómodos con eso. Es comprensible y natural… y es por esta razón que muchos usuarios también bloquean la publicidad, sin ser conscientes que es precisamente gracias a ella que los contenidos de calidad de una web pueden ofrecerse gratuitamente, sin restricciones, y sin suscripciones. Por otro lado, los servidores en donde funcionan webs como iPhoneros no son gratis, y la enorme cantidad de tiempo que se requiere mantener una web y escribir en ella, tampoco es gratis. Es un grave problema que está derivando en que muchas webs busquen otros métodos de financiación o directamente pidan suscripción premium por sus contenidos. Lo estamos viendo sobre todo en las grandes webs de noticias, que ahora colocan un muro de pago delante de sus contenidos. Así es como está cambiando el mundo de los contenidos online.

Ahora que sabes qué es una cookie, no deberías tener miedo de ellas… simplemente debes pensar si te parece bien participar en el negocio de la publicidad personalizada para apoyar a ese medio, o si prefieres no verla más y bloquearla o no aceptar cookies. iOS 14 te echa una mano para tomar esa decisión, porque ahora más prominentemente que nunca te muestra mensajes cuando una web puede estar utilizando estas cookies de seguimiento y así conocer algo acerca de tus gustos para poder personalizarte su publicidad. Apple pone en manos del usuario esa decisión y ahora gracias a este artículo, tú conoces perfectamente cuál es la situación.