Apple podría estar preparando un iPhone aún más grande para finales del 2020 con un sensor que se mueve y puede utilizar Pixel Shift

Si cualquier modelo de iPhone Plus con su pantalla de 6,1 pulgadas aún no te parece suficientemente grande, estás de suerte, porque Apple podría estar planeando el lanzamiento de un nuevo modelo de iPhone aún más grande, con pantalla de 6,7 pulgadas, para finales de este año.

Keynote Septiembre 2019: Calidad de la cámara del iPhone 11 Pro con Phil Schiller

Además de eso, este nuevo modelo de iPhone tendría mejoras muy importantes en su juego de cámaras traseras, como por ejemplo sensores que se mueven para estabilizar la imagen. Hasta ahora, lo que estabilizaba la imagen ópticamente han sido las lentes, que se mueven en función del movimiento del usuario para contrarrestar los desplazamientos en dirección contraria y así conseguir una imagen más nítida. En este nuevo modelo de iPhone, lo que podría moverse es el propio sensor, como hacen muchas cámaras profesionales.

Moviendo el sensor se puede conseguir también estabilizar la imagen, pero al mismo tiempo, se pueden hacer otros trucos muy interesantes como por ejemplo el Pixel Shift, una tecnología que permite conseguir imágenes de mucha más resolución moviendo el sensor muy ligeramente, tan sólo un pixel, para captar más información y conseguir en total una imagen de mucha más calidad. Es una tecnología que hace tiempo que se utiliza en cámaras de gama alta de Sony, Olympus, Pentax o Hasselblad. Aunque es posible incrementar la resolución de una imagen tomada con esta tecnología, las verdaderas ganancias se consiguen en el color y la nitidez de la imagen. El gran inconveniente del Pixel Shift es que no sirve para motivos en movimiento porque al hacer dos tomas en el tiempo, pueden aparecer imágenes movidas o sombras en las cosas que están en movimiento. Aunque la diferencia de tiempo entre una toma y otra es mínima, es suficiente para estropear la imagen si ese objeto de se mueve muy rápidamente, o si es el usuario el que se está moviendo.

Keynote de presentación del iPhone XS, XS Max y XR - Cámara y lentes iPhone XR

En el iPhone 11 Pro, de las tres lentes, sólo una no tiene estabilización óptica; El super-gran angular. El teleobjetivo y el gran angular, sí que tienen estabilización óptica, moviendo su juego de lentes, tanto a la hora de tomar fotos como a la hora de grabar vídeo. Esta nueva tecnología de estabilización que mueve el sensor en lugar de las lentes, podría ayudar a traer estabilización al super-gran angular también. Esta tecnología estaría disponible en un modelo de iPhone este año 2020, probablemente el más grande, y expandirse a dos modelos más en el año 2021.

El analista Ming Chi Kuo ha pasado estas predicciones en una nota para los inversores suscritos a la empresa de estudios de mercados para la que trabaja. Además del sensor con movimiento, también dice que un futuro iPhone en el año 2022 tendrá una lente de tipo periscopio, que permite tener más distancia focal utilizando un juego de espejos dentro del terminal para poder conseguir así un zoom óptico real de al menos 5 aumentos. Este avance llegaría con los iPhones del año 2022, es decir, tres generaciones más adelante del iPhone 11 actual.