Si reparas la pantalla de tu iPhone, iOS te avisará si no es una pantalla original de Apple

Tras el paso que Apple ha dado de liberalizar los centros de reparaciones en un intento de conseguir que las piezas originales del iPhone se utilicen más incluso cuando no se trata de un centro de reparaciones autorizado por Apple, hoy nos cuentan que iOS nos informará si la pantalla nueva de un iPhone reparado no es original. Lo hará mostrando este mensaje en la App de Ajustes, en la sección de Información.

Pantalla no original de Apple instalada en una reparación

Probablemente ambas novedades se deban al mismo proyecto; Apple decide levantar la mano para que reparar un iPhone sea más fácil, y al mismo tiempo informa al usuario si una pieza no es original.

Apple ya avisa desde hace tiempo en el apartado de batería cuando se instala una batería que no es original de Apple. Permite utilizar la batería sin problemas, pero un mensaje indica que la batería instalada no es original y que por lo tanto puede dar problemas imprevistos. Ahora, este tipo de avisos sobre piezas originales se extiende también a las pantallas, sin duda uno de los componentes que más se estropean en un iPhone y por lo tanto que más se reemplazan en las reparaciones.

Los detalles sobre esta nueva información en la App de Ajustes los da la propia Apple en este artículo de soporte en su web. En él informan que una pantalla original puede dar problemas a la hora de no encenderse si llega una llamada, de problemas para notar el tacto de los dedos sobre la misma, producir movimientos erráticos de los dedos, notar toques de la palma de la mano que normalmente son ignorados por el sistema, problemas de calibración de color, problemas de un consumo más elevado de batería, etc.

Máquina para quitar pantalla

En sus tiendas, Apple dispone obviamente de máquinas especializadas en recambios de pantalla como la de arriba, un poco antigua pero constantemente renovada según aparecen nuevos modelos de iPhone. Estas son las que utilizan para reparar iPhones in-situ mientras el cliente espera, y tras poner una pantalla nueva también se encargan de calibrar la pantalla para garantizar que muestra imágenes tan bien como una nueva. Al mismo tiempo también garantiza que otros componentes asociados a ese panel frontal como el botón Home funcionan con Touch ID asociándolos a la placa base de ese iPhone, un proceso que asegura la seguridad del dispositivo al no permitir que terceros puedan instalar un botón Home con un sensor de huellas dactilares que habilite cualquier huella, entre otras posibilidades.