Apple patenta un sistema para integrar una cámara en la correa del Apple Watch, pero nos parece una muy mala idea

Apple ha conseguido registrar una patente en la que se pueden apreciar cámaras integradas en la correa de un Apple Watch. Lo que llama la atención no es eso, ya que Apple prueba todo tipo de prototipos con ideas antes de registrar esos métodos para conseguirlo, sino la manera en la que esa cámara estaría integrada en la correa del reloj.

watchOS 6 y Apple Watch en la WWDC 2019

Según muestran los gráficos de la patente, la cámara podría estar situada en los extremos de la correa de manera que cuando uno se pone el reloj es posible mover esa parte de la correa para apuntar al lugar que quiere fotografiar.

Este método permitiría tener la cámara disponible en diferentes situaciones según coloque uno la correa del Apple Watch. Como idea es sin duda sorprendente, pero nos preguntamos si algo así podría ser realmente útil en situaciones reales.

Patente de una cámara en el Apple Watch

Se nos ocurren muchas cosas malas que le podrían pasar una cámara situada en un lugar así; Suciedad, sudor, arañazos… la correa de un reloj es una de las zonas más expuestas a contactar otras superficies como una mesa, por ejemplo, cuando uno se pone a teclear delante de un ordenador, o a utilizar un ratón.

Patente de una cámara en el Apple Watch

A pesar de eso es interesante ver cómo Apple continúa probando todo tipo de ideas, por muy descabelladas que parezcan. Ahora mismo, la idea más brillante que se nos ocurre para una correa de Apple Watch es que pueda funcionar como una batería externa a la del reloj, utilizando algún tipo de polímero flexible que permita almacenar energía de manera segura para el usuario. Algo así, que extienda la autonomía de dos días aproximadamente que tiene el Apple Watch series 4 actualmente, sería realmente útil.

Patente de una cámara en el Apple Watch

Como siempre ocurre con las patentes, que Apple haya registrado esta idea no quiere decir que la vayan a utilizar alguna vez. Sólo quiere decir que si quieren, podrían, y que si alguien más quiere utilizar la misma idea, tendría que pagar por ella si en Apple deciden licenciar esta patente.

Vía: Oficina de Patentes y Marcas de EEUU.