El nuevo iPod touch tiene un A10 funcionando a una velocidad de reloj inferior a la del iPhone 7

Hace unos días Apple actualizó las especificaciones del iPod touch con una CPU más potente, lanzada al mercado en el año 2016 con el iPhone 7 y 7 Plus: El A10. Desde que se pusiera a la venta las primeras unidades han ido llegando a las manos de los primeros usuarios y por eso existen ya mediciones de rendimiento hechas con Geekbench, la App más utilizada en iOS para este tipo de comparativas de velocidad entre dispositivos iOS.

Prueba de velocidad con Geekbench en el iPod touch de 2019
Prueba de velocidad con Geekbench en el iPod touch de 2019, vía MacRumors.

El iPad de sexta generación tiene también una CPU A10, y en la imagen de arriba podemos ver cómo esos 2722 puntos que consigue se quedan muy lejos de los 3520 del iPad. Es la medida de rendimiento con un sólo núcleo. La razón de esa bajada de rendimiento la tiene el hecho de que el A10 del nuevo iPod touch funciona a 1,6 Ghz en comparación con los 2,3 Ghz del iPad. Esta diferencia en la velocidad de reloj es lo que hace que el nuevo iPod touch de este año 2019 sea significativamente más lento a pesar de utilizar el mismo procesador.

La velocidad en multicore, es decir, utilizando todos los núcleos de la CPU es de 4695 puntos en el iPod touch – y 6079 en el iPad. De nuevo, se nota bastante la diferencia que causa funcionar a una velocidad de reloj bastante más baja.

El iPod touch anterior con su A8 consigue 1330 puntos con un sólo núcleo y 2250 puntos con la prueba multi-núcleo, así que sí, el nuevo iPod touch es sin duda mucho más rápido que el anterior, pero también es el dispositivo iOS con CPU A10 más lento del catálogo de Apple. Obviamente, el iPod touch tiene una batería bastante más pequeña que la de un iPhone y probablemente por eso hayan tenido que mantener el consumo energético lo más comedido posible para conseguir una buena autonomía.

Este nuevo iPod touch, por cierto, tiene 2 GB de memoria RAM, el doble que la generación anterior.