Apple podría lanzar pronto su propia tarjeta de crédito que devuelve dinero de sus compras

Apple podría estar preparando su propia tarjeta de crédito con el grupo de banca de inversión y de valores Goldman Sachs, utilizando la red de Mastercard. El incentivo para el usuario, lo que se supone que haría que todos queramos una de estas tarjetas, es un 2% de cashback, es decir, dinero que se devuelve de nuestros gastos con esa tarjeta. El porcentaje podría ser mayor comprando algo a Apple. Imagínate comprar un iPhone y tener 20 o 30 eurodólares de vuelta en nuestra cuenta. No es una cantidad enorme de dinero pero sí que puede llegar a acumular una cantidad muy interesante a lo largo de todo el año, juntando todos los gastos a través de esa tarjeta.

Imaginaria tarjeta de crédito de Apple Card

Las pruebas podrían empezar pronto entre los empleados de Apple, previas a un lanzamiento público poco después. La ventaja más directa de esta tarjeta de crédito aparte de las condiciones financieras, sería poder añadirla a la App de Wallet directamente y desde ahí tener una serie de funciones mejoradas sobre otras tarjetas de crédito de otras entidades bancarias a cuya información Apple no tiene acceso por razones obvias.

La idea consistiría en poder fijar límites de consumo, ver una evolución de los gastos o comprobar los últimos movimientos con detalle… básicamente toda la información que hoy en día puede uno encontrar en la App de su banco, pero todo integrado en la App de Wallet en donde se guardaría esta tarjeta. La diferencia es sutil, pero consiste básicamente en darle acceso a Apple a los movimientos de esa tarjeta, entre otros datos, para que pueda integrarlos en la App de Wallet directamente. Podemos pensar en este servicio financiero como un método para tener todo integrado en la App de Wallet, en una futura versión que no se limite sólo a registrar tarjetas para utilizarlas en medios de pago.

Esta integración entre una App bancaria y Wallet vendría de la mano de uno de los bancos de inversión más importantes del mundo, que sería la firma que financieramente da soporte a esas tarjetas de crédito. Cómo se consiguen esas tarjetas, en qué países estarán disponibles o cuánto crédito proveeran son todas incógnitas que aún no se conocen. Este servicio financiero sería una rama más en el esfuerzo de Apple de diversificar sus ingresos incrementando el volumen de ventas de sus servicios, su gran apuesta de cara al futuro ahora que parece que las ventas de iPhones tienen más dificultades para crecer.

Actualmente, Apple se lleva un porcentaje de cada venta que se produce utilizando cualquier tarjeta de crédito o débito registrada en Apple Pay, desde Wallet. Con su propia tarjeta, obviamente ese porcentaje de comisión que se lleva sería todavía más amplio, y eso haría que sus beneficios en este tipo de servicio se incrementaran notablemente.

Billete de 100 dólares de Tim Cook

Apple Pay tiene en la actualidad unos 250 millones de usuarios activos al mes, en todo el mundo. Las tarjetas de crédito que devuelven cierta cantidad de dinero a sus usuarios también están disponibles desde hace mucho tiempo en muchas cadenas de tiendas y establecimientos a lo largo y ancho del mundo, y la mayoría se pueden registrar ya en Apple Pay. En el caso de que Apple saque al mercado algo así, tendrían que luchar con una fiera competencia en este aspecto.

Vía: Wall Street Journal.