Dos iPhones sobreviven milagrosamente a una caída de 300 metris o sumergido 2 días a 10 metros en el mar

A alguno de nosotros se nos ha caído el iPhone al ir a meterlo en el bolsillo, y al llegar al suelo desde menos de un metro, se nos ha roto la pantalla.

iPhone 6 con la pantalla rota

Esta mala suerte, a veces desaparece por completo, y otras personas que pierden su iPhone en lugares mucho más peligrosos para cualquier dispositivo electrónico, se lo encuentran luego funcionando como si nada hubiera pasado. Es lo que le ha pasado a una mujer del estado de Iowa en EEUU llamada Sarvinder Naberhaus, que se encontraba con un amigo volando en un biplano a unos 300 metros de altura. Sacó su iPhone en pleno vuelo para hacer la foto, ¿pero qué podría salir mal en esa situación? – efectivamente, el iPhone se le escapó de las manos y acabó cayendo. Lo dieron por perdido, según nos cuentan en Appleinsider.

Sin embargo, al aterrizar, decidió buscarlo con Buscar mi iPhone, y aunque inicialmente no se encontraba, cuando fue a conseguir un iPhone nuevo, el iPhone perdido apareció en el mapa. Buscándolo con calma, lo pudieron encontrar tirado en una zona de jardines. El iPhone aún estaba funcionando perfectamente, mostrando una notificación. Es como si nunca le hubiera pasado nada.

iPhone caído de un avión y encontrado después en perfecto estado

Esta misma semana, además, se ha repetido el hecho de encontrar un iPhone en el fondo de un río. Hace unos días os contamos una historia similar; Un buceador llamado Cerys Hearsey vio algo que se iluminaba en el fondo, a unos 10 metros, se acercó, y resultó ser un iPhone 7 mostrando una notificación. El iPhone estaba dentro de una carcasa diseñada a prueba de agua. Sacó el iPhone de ahí, e investigando las notificiones que iban llegando, encontró que el dueño era un canadiense que lo perdió cuando estaba subido a un kayak en esa zona. Su primo en la zona, un británico llamado Rob Smith, fue contactado por Hearsey que se lo envió y luego igualmente se lo hizo llegar a Canadá.

Está claro que hay gente con mucha suerte

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre