¿Cuándo es el mejor momento para cargar los AirPods?

Aunque los AirPods son en general muy fácil de utilizar, muchos tienen dudas sobre su utilización en cosas tan básicas sobre cuándo cargarlos. Un indicador de color naranja, que vemos cuando abrimos la caja de carga de los AirPods, nos indica dos cosas; Una, que los auriculares están cargando. Dos, que la caja de carga necesita ser también cargada. Sin embargo, no todos los usuarios tienen claro cuándo es un buen momento para cargar esta caja que protege los auriculares, porque tampoco comprenden que si la caja se queda sin carga en su batería, entonces los auriculares también se quedarán sin carga, incluso si no los utilizamos.

AirPods cargando

Es primordial mantener la caja cargada, aunque sólo sea un poco, para poder mantener los AirPods con carga varios días y, cuando vayamos a utilizarlos, no nos encontremos con que no conectan con el iPhone porque simplemente no tienen ninguna energía restante en sus baterías.

Lo primero que hay que tener en cuenta es esa luz, para muchos situada en un lugar inconveniente; Entre los auriculares, sólo a la vistas cuando abrimos la caja de carga. Si la luz muestra un color verde, significa que los AirPods están cargados completamente. Esto te permitirá utilizar cada uno durante al menos cinco horas consecutivamente, algo increíble teniendo en cuenta que su diminuta batería. La batería que hay en la caja de carga permite cargar ambos varias veces, para conseguir una autonomía total de 24 horas. Son números muy buenos para unos dispositivos tan pequeños.

Si sacamos los AirPods de la caja, la luz podría volverse naranja. Eso significa que tenemos que poner los AirPods a cargar, conectándolos a su cable Lightning (o inalámbricamente en el futuro) en cualquier cargador con puerto USB, o cualquier ordenador. Se carga bastante rápido porque, de nuevo, su batería es muy pequeña. Cuando la luz se enciende de color naranja sin tener los AirPods dentro, es la señal que nos indica que hace falta cargarla.

Cuidado con las descargas inesperadas

Como hemos indicado antes, es muy probable que dejes pasar esa carga y que la luz naranja se muestre varios días. Al final, un día te encuentras con que la luz no se enciende, pero piensas que los auriculares sí estaban cargados. Este es el error que muchos usuarios de AirPods cometen. Una vez que la batería de la caja de carga de los auriculares pierde su carga, los auriculares obviamente ya no pueden cargar más. En ese momento, pasan directamente a modo de búsqueda de dispositivo al que conectar, porque para ellos es como si no tuvieran nada conectado en el borne inferior de su pequeño mástil. Si pasan varias horas sin encontrar a dónde conectar, se quedarán también sin carga en sus baterías, irremediablemente.

Dicho de otra manera, si la caja de carga se descarga, los AirPods también se descargarán rápidamente aunque no los utilicemos, porque básicamente, siempre están encendidos, aunque no consuman tanta energía como cuando están conectados y funcionando.

Por esta razón, cuando la luz se pone naranja sin los AirPods dentro, no tardes mucho en cargar la caja de nuevo, o podrías tener que hacer ese viaje en transporte público sin música, sin podcasts… qué aburrido, ¿no?

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre